La sentencia por la que el TJUE ha asestado un duro golpe a Marruecos

La sentencia por la que el TJUE ha asestado un duro golpe a Marruecos

Por H. Mohamed/ECS
El Tribunal anula los acuerdos de la UE en el Sahara Occidental ocupado.
Hoy, el Tribunal de Justicia de la UE ha asestado un duro golpe a la práctica de la UE de aplicar los acuerdos comerciales y de pesca con Marruecos al Sahara Occidental ocupado.
Luxemburgo (ECS).- La sentencia establece específicamente que el Frente Polisario puede representar al pueblo saharaui ante los tribunales europeos.
 
El tribunal afirma que no se ha respetado el derecho del pueblo saharaui a dar su consentimiento. Afirma que la Unión no ha podido sustituir el «consentimiento» del pueblo saharaui por el argumento de los «beneficios».
 
«Teniendo en cuenta la noción jurídica de pueblo y de consentimiento, la «consulta a la población afectada» organizada por las instituciones no podía conducir a la expresión del consentimiento del pueblo saharaui», dice la sentencia.
 
«Esta es una victoria para la justicia y para el pueblo del Sáhara Occidental. Esperamos que los Estados miembros de la UE acaten finalmente las sentencias del Tribunal, y excluyan al Sáhara Occidental del amplio ámbito de las relaciones de la Unión con Marruecos. Es deber de la UE dejar de ser parte del problema en la última colonia de África, y se convierta en parte de la solución», dice Sylvia Valentín, presidenta de Western Sahara Resource Watch (WSRW).
 
WSRW hace un llamamiento a los gobiernos de Suecia, Alemania, Dinamarca, Irlanda y Finlandia para que retiren sus reservas sobre los acuerdos impugnados, citando la importancia de la conformidad con la jurisprudencia de la UE. Dado que el Tribunal ha aclarado una vez más que el Sáhara Occidental no puede formar parte de los acuerdos con Marruecos, WSRW hace un llamamiento a estos gobiernos para que tomen la iniciativa de garantizar que la política y la práctica de la UE se adapten finalmente para estar en consonancia con la jurisprudencia de la UE aplicable.
 
Aunque la sentencia de hoy es un gran logro para el pueblo saharaui, no es algo que no se esperaba. Esencialmente, es una versión más fuerte de las sentencias emitidas por el TJUE en 2016 y 2018. En 2016, el máximo tribunal de la UE dictaminó que el Sáhara Occidental no puede formar parte del acuerdo comercial de la UE con Marruecos, a menos que se cuente con el consentimiento expreso del pueblo del territorio. En 2018, el Tribunal llegó a la misma conclusión sobre el Acuerdo de Pesca UE-Marruecos, anulando su aplicación en el Sáhara Occidental.
 
Y, sin embargo, nada cambió en la práctica. La UE siguió aplicando tanto su acuerdo comercial como su acuerdo de pesca con Marruecos al Sáhara Occidental exactamente igual que antes de las sentencias del Tribunal -con una pequeña diferencia: la inclusión antes implícita del territorio se había hecho ahora explícita, mediante la introducción de una pequeña enmienda en los acuerdos que mencionaba al Sáhara Occidental como parte de su ámbito de aplicación. Esa enmienda se negoció con Marruecos, no con la representación del pueblo del Sáhara Occidental reconocida por la ONU, el Frente Polisario.
 
En lugar de buscar el consentimiento del pueblo que representa el territorio, la Comisión de la UE mantuvo un intercambio de información con 18 operadores y políticos marroquíes que, como era de esperar, argumentaron que un acuerdo con Marruecos sería beneficioso, un argumento considerado irrelevante por el Tribunal de la UE. La lista de «partes interesadas consultadas» que la Comisión compartió con el Parlamento y el Consejo de la UE mientras buscaba su aprobación, contenía mentiras manifiestas: aparte de los grupos marroquíes mencionados, incluía a 94 grupos -entre ellos WSRW- que nunca habían participado en el proceso de consulta. Una carta firmada por 89 organizaciones saharauis, condenando la falta de respeto de la Comisión de la UE por su derecho a la autodeterminación, fue presentada como si estos grupos hubieran sido consultados. Una reunión informal a petición del Polisario, fue mal utilizada por la Comisión de la UE -nada en los correos electrónicos del SEAE indicaba que estuvieran en proceso de realizar consultas sobre el acuerdo comercial propuesto para el Sahara Occidental.
 
A pesar de no cumplir con la jurisprudencia internacional y de la UE, los acuerdos comerciales y de pesca revisados que cubren el Sáhara Occidental fueron aprobados, y entraron en vigor. Las múltiples protestas del pueblo saharaui ni siquiera se tuvieron en cuenta en todo el proceso.
 
La UE ignoró tanto a su propio Tribunal como a la única parte que legalmente debería tener una voz decisiva en este asunto: el pueblo del Sáhara Occidental. Hoy, el Tribunal de Justicia de la UE ha corregido ese error.
 
La sentencia por la que el TUE ha anulado el acuerdo UE-Marruecos:

 

Nº 166/2021 : 29 de septiembre de 2021
es en fr
Relaciones exteriores
El Tribunal General anula las decisiones del Consejo relativas, por una parte, al Acuerdo entre la UE y Marruecos por el que se modifican las preferencias arancelarias concedidas por la UE a los productos de origen marroquí y, por otra parte, a su acuerdo de colaboración de pesca sostenible
 

 
  •  

Origen: La sentencia por la que el TJUE ha asestado un duro golpe a Marruecos.