La UE reanuda tras 5 años la importación ilegal de fosfato saharaui en plena guerra del Sáhara Occidental

La UE reanuda tras 5 años la importación ilegal de fosfato saharaui en plena guerra del Sáhara Occidental
 

 

Ahmed Zain.

ECS. Madrid. | La organización Western Sahara Resource Watch (WSRW) denunció la llegada a Estonia de un cargamento de fosfato procedente del Sáhara ocupado, transportado por el granelero Nazenin con bandera de las Islas Marshall.

En el mismo contexto, la ONG aseguró que el barco descargó fosfato en el puerto estonio de Sillamäe el pasado 18 de octubre de 2021 señalando que “esta es la primera vez que llega un cargamento de fosfato a Europa desde octubre de 2016». La representación del Frente Polisario en Europa aún no se ha pronunciado ante la reanudación del expolio fosfático saharaui por parte de la UE en un momento en el que el TJUE emitió una sentencia favorable para el pueblo saharaui.
 
WSRW indica que se trata de la empresa EuroChem, una multinacional de propiedad rusa con sede en Suiza. También especifica que esta es la primera importación realizada desde el Sáhara Occidental ocupado hacia Estonia, sumándose Estonia a la lista de países europeos que incumplen la sentencia del TJUE que prohibió la comercialización de productos saharauis con Marruecos por ser éste un territorio separado y distinto, necesitando el consentimiento de su pueblo para explotar sus recursos naturales como dicta la legalidad internacional.
 
La roca de fosfato del territorio proviene de la mina Boucraa, gestionada por la OCP estatal marroquí a través de su filial Phosphates de Boucraa (Phosboucraa). OCP ha dicho en el pasado que su capacidad de producción en el Sáhara Occidental es de 2.6 millones de toneladas al año, alrededor del 8% de su capacidad de extracción total. Sin embargo, actualmente está operando muy por debajo de esa cifra y la presión internacional sobre aquellos vinculados a este ilegal comercio puede ser una razón clave.
 

WSRW destaca además una falsa promesa presentada por la empresa en 2016, cuando aseguró que »el Grupo no tiene intención de comprar fosfato del Sáhara Occidental en 2016 ni en ningún momento en un futuro previsible». También critica la falta de respuesta de dicho grupo luego de haber intentado contactar con ellos al menos tres veces el mes pasado para «pedir explicaciones».

La misma fuente recuerda que EuroChem no solo tiene una fábrica de fertilizantes dentro del puerto de Sillamäe, sino que también ofrece servicios logísticos por ferrocarril o camión a Europa y Rusia.

 
Una operación atrevida teniendo en cuenta que semanas atrás el TJUE anuló el acuerdo comercial entre la UE y Marruecos por incluir ilegalmente el territorio saharaui, reanudando importaciones que se mantuvieron paralizadas desde Octubre de 2016, meses después del primer fallo histórico a favor del pueblo saharaui.
 
Como recordatorio, el pasado 16 de Octubre, la multinacional china China Molybdenum Ltd, dejó de importar fosfato del Sáhara Occidental tras una serie de contactos con WSRW, indicando que se trató de un »incidente puntual» y que la compañía »no volverá a comprar fosfato sin realizar las diligencias previas».
 
 
Estonia se suma así a los países que estos últimos meses han reanudado la importación ilegal de fosfato saharaui tras varios años, y en un momento en el que el territorio vive en estado de guerra. Si bien es cierto que Marruecos ha vivido una reducción de la exportación del fosfato saqueado debido a la presión de los inversores, desde entonces ha tratado de encontrar nuevos clientes a nivel internacional. Las exportaciones se reanudaron a México en julio de 2021, por primera vez desde 2014 a pesar de ser un país que reconoce a la República Saharaui. Anteriormente, en 2019, también las empresas brasileñas importaron por primera vez tras muchos años.
 

Origen: La UE reanuda tras 5 años la importación ilegal de fosfato saharaui en plena guerra del Sáhara Occidental.