Laila Fakhouri: «Se ha perdido la confianza en una solución pacífica» (diario Junge Welt) (entrevista en alemán)

Laila Fakhouri: «Se ha perdido la confianza en una solución pacífica» (diario Junge Welt) (entrevista en alemán)

»Das Vertrauen in eine friedliche Lösung ist verloren«

Gespräch mit Laila Fakhouri. Über das ausstehende Unabhängigkeitsreferendum in der Westsahara, Widerstand gegen die Fremdherrschaft und die Rolle der EU
Interview: Regina Dietzold und Jörg Tiedjen
Laila Fakhouri, geboren 1994 in Goulimine/­Marokko, wurde am 10. Dezember mit dem ­Menschenrechtspreis der Stadt ­Weimar ausgezeichnet.

Im Dezember wurden Sie für Ihr Engagement mit dem Menschenrechtspreis der Stadt Weimar ausgezeichnet. Gleichzeitig wurde Aminatou Haidar, die Präsidentin der sahrauischen Hilfsorganisation Codesa, mit dem Alternativen Nobelpreis geehrt. Man könnte meinen, der Konflikt, um den es geht, sei allgemein bekannt. Aber leider ist das nicht der Fall. Also: Was ist die Westsahara?Sie gilt bei der UNO als nicht selbstverwaltetes Gebiet. Sie war einmal eine spanische Kolonie. Als Spanien das Gebiet 1975 verließ, versuchte Marokko, es zu annektieren. Frente Polisario, die 1973 gegründete Vertretung der sahrauischen Bevölkerung, stellte sich dem entgegen. Der Krieg dauerte bis 1991, als die UNO einen Waffenstillstand vermittelte. Nach zwei Jahren, so das Versprechen, sollte ein Referendum für die Sahrauis über den Status des Landes stattfinden. Seit damals wartet die Bevölkerung darauf. Denn Marokko will keine solche Abstimmung. Dass sich seit so langer Zeit kaum etwas verändert hat, ist auch der Grund, warum der Konflikt so unbekannt ist. Schließlich gehen die Medien am liebsten dorthin, wo Krieg ist. Die alltägliche Gewalt in den besetzten Gebieten ist nicht berichtenswert.

Es gibt die von Marokko besetzten Gebiete, das freie Territorium und die Flüchtlingslager im algerischen Tindouf. Sie stammen aber aus dem Süden Marokkos. Wie kam es dazu, dass Sie für die Sache der Westsahara tätig wurden?

(…)

a través de 04.01.2020: »Das Vertrauen in eine friedliche Lösung ist verloren« (Tageszeitung junge Welt)



TRADUCCIÓN AUTOMÁTICA:

En diciembre se le otorgó el Premio de Derechos Humanos de la Ciudad de Weimar por su compromiso. Al mismo tiempo, Aminatou Haidar, presidente de la organización de ayuda saharaui Codesa, fue honrado con el Premio Nobel Alternativo. Uno podría pensar que el conflicto en juego es bien conocido. Pero desafortunadamente ese no es el caso. Entonces, ¿qué es el Sáhara Occidental?

En la ONU, no es un área autónoma. Alguna vez fue una colonia española. Cuando España abandonó el área en 1975, Marruecos intentó anexionarse. Frente Polisario, la representación de la población saharaui fundada en 1973, se opuso a esto. La guerra duró hasta 1991 cuando la ONU negoció un armisticio. Después de dos años, la promesa era que se llevaría a cabo un referéndum para los saharauis sobre el estado del país. La población lo ha estado esperando desde entonces. Porque Marruecos no quiere ese voto. El hecho de que poco ha cambiado en tanto tiempo es también la razón por la cual el conflicto es tan desconocido. Después de todo, los medios prefieren ir a donde hay guerra. La violencia cotidiana en los territorios ocupados no es noticia.

Hay zonas ocupadas por Marruecos, territorio libre y campos de refugiados en Tinduf, Argelia. Pero vienen del sur de Marruecos. ¿Cómo llegaste a trabajar para la causa del Sáhara Occidental?

Vengo de los territorios ocupados y nací en el sur de Marruecos. Algunos de los miembros de mi familia eran políticamente activos. Pero tomar ese camino era algo que tenía que hacer. Nadie me lo pidió. Cuando comencé a luchar contra la discriminación, para hablar sobre el derecho a ser independiente, fue cuando me convertí en activista. Pero decidí elegir un camino que no sea ir a las protestas callejeras para ser golpeado, arrestado o incluso asesinado. Tenía 16, 17 años cuando participé por primera vez en un juicio político. Me di cuenta de lo poco que se sabía internacionalmente sobre el Sáhara Occidental. Fue entonces cuando comencé a aprender inglés en casa, antes de ir a la universidad. He tenido contacto con periodistas y observadores extranjeros.

¿Participó en el juicio de los prisioneros de Gdeim Izik?

El segundo juicio en 2017, que se convocó para una protesta mundial. La primera tuvo lugar frente a un tribunal militar en 2013, pero no fue responsable en absoluto.

¿Y cómo te fue?

Fue teatro. No hubo respeto por la ley. No podía creer cómo Marruecos representaba los eventos. El campamento de Gdeim Izik cerca de Laayoune había sido una experiencia importante. Fue el comienzo de la «Primavera Árabe». Era algo de lo que la gente todavía está orgullosa. Hay canciones al respecto. Fue algo importante para los saharauis, una gran protesta pacífica (que terminó a finales de octubre de 2010 por las fuerzas marroquíes que arrasaron el campamento; jW ). Cómo se mintió el proceso fue un shock. Fue aún más sorprendente lo valientes y orgullosos que eran los prisioneros.

Anteriormente habías estudiado inglés en Agadir.

No hay universidades en el Sáhara Occidental. No muchos padres permiten que sus hijos viajen a Marruecos. Los estudiantes saharauis a menudo han sido arrestados y asesinados. Entonces fue una decisión difícil. Durante el primer año, no revelé mis orígenes. He visto pensar a los marroquíes. Su imagen del Sáhara Occidental proviene de la propaganda. Los estudiantes saharauis son discriminados por profesores, estudiantes marroquíes y otros marroquíes. Muchos creen en todas las historias, por ejemplo, de la «Marcha Verde» (supuesta invasión pacífica del Sáhara Occidental 1975, años recientes)). Algunos consideran que el Sáhara Occidental es un gran esfuerzo, mientras que los marroquíes mismos son descuidados. ¡Creen que el rey está perdiendo mucho dinero en el Sáhara Occidental! En mi segundo año, decidí demostrar abiertamente que soy saharaui. Participé en protestas, las primeras protestas de mujeres.

¿Existe una organización estudiantil saharaui?

No, ni siquiera se nos permite celebrar reuniones dentro de la universidad. Solo el grupo de estudiantes marxistas nos habló sobre la cuestión de la autodeterminación. 16 de mis amigos se hicieron amigos simplemente por estas actividades, después de haber discutido con estudiantes y profesores, tratando de celebrar el Día Nacional (que conmemora la fundación de la República Árabe Democrática del Sahara el 27 de febrero de 1976; yW ) en la universidad detenidos.

Hubo una lectura reciente de un estudiante que huyó a España para buscar asilo. Sin embargo, fue extraditado a Marruecos y sentenciado a doce años de prisión por el asesinato de un activista bereber.

Este es Hocein Bachir. Es uno de los 16. Todos ustedes están acusados ​​de este asesinato. Bachir estaba escondido mucho antes de que decidiera huir a España.

¿Qué pasa con las acusaciones?

En 2016 hubo enfrentamientos entre estudiantes saharauis y la policía en Marrakech. La víctima, Omar Khalek, no estaba en ninguno de los lados. Unos días después, se dijo que había sido golpeado por una piedra. Pero no está claro quién arrojó la piedra. En general, solo averigua lo que se anuncia oficialmente. Cuando la policía golpea o arresta a los estudiantes, nadie dice nada. Si hay resistencia, incluso el parlamento de Rabat y el Ministerio de Educación tomarán medidas contra los estudiantes saharauis.

¿Quizás el gobierno quiere unir diferentes grupos entre sí?

No solo eso, la discordia también se siembra dentro de los grupos individuales. También hay traición entre los saharauis. Antes de que comenzaran los arrestos, el grupo de estudiantes saharauis había crecido.

¿Qué opinas de países como España? ¿Si extraditas a alguien que está siendo perseguido? ¿Ayudas a Marruecos con la represión?

No estoy sorprendido Nos han estado engañando por muchos años. Desde el principio, acusamos a España de ser responsable de todo el conflicto. Pero hay una diferencia entre el gobierno y los españoles mismos: experimentamos una gran solidaridad por parte del pueblo español, se puede ver en los campos de refugiados, mientras el gobierno ignora nuestra situación.

También visitaste los campos de refugiados. ¿Cómo llegaste allí? ¿No era peligroso?

Sí, era peligroso, pero siempre quise visitar los campamentos. Mi primer viaje fue en 2014. Éramos un grupo, salimos volando de Casablanca. Los marroquíes nos mantuvieron allí durante horas. Casi decidí quedarme en los campos. Fue abrumador para mí ver a la gente allí en el desierto de Argelia, una idea, un objetivo en mente. No fue difícil ir allí, fue difícil volver.

Asististe a la escuela de verano del Polisario.

Siempre tiene lugar en la propia Argelia. El programa también incluye una visita de una semana a los campos de refugiados.

Las elecciones tuvieron lugar en Argelia el 12 de diciembre de 2019. ¿Sería concebible que el país finalmente renunciara a su solidaridad con los saharauis?

Argelia es uno de los países donde ha habido una revolución. Han luchado por su independencia y apoyan a otros países que quieren ser independientes. No importa quién esté en el gobierno de Argelia, el país es para Palestina y el Sáhara Occidental porque está del lado de la justicia. Por lo tanto, los argelinos son muy apreciados por personas de todo el mundo. Sin embargo, Argelia tiene problemas con sus vecinos: Marruecos está traficando con drogas, hay Libia, Níger, Malí … No hay que olvidar que el Polisario también protege la frontera argelina.

Mientras que la UE, aunque su propio Tribunal de Justicia recopiló los acuerdos de pesca y comercio con Marruecos porque también se aplicaron al Sáhara Occidental, los tratados simplemente se revisaron y concluyeron nuevamente …

Se trata de dinero. Cuando era niño, pensaba que Marruecos era el único país que ocupaba mi hogar. Pero cuanto más envejecía, más me daba cuenta de que otros tenían tales ambiciones, por ejemplo, Francia, que apoya a Marruecos a nivel internacional, o la UE. Tenemos recursos como el fosfato. La gente dice: si no tuviéramos tanta riqueza, nadie se preocuparía por nosotros. Ahora puede ver que ni siquiera están listos para aceptar su propia jurisprudencia. Es triste, especialmente para nuestra juventud. Ahora hay muchos jóvenes pensando en comenzar nuevamente la guerra. No porque piensen que es una solución. Pero quieren demostrar que todavía existen. Después de todos estos años, han perdido la confianza en la ONU y la solución pacífica que se prometió. Constantemente vemos cómo el Consejo de Seguridad quiere hacer cumplir el derecho internacional en alguna parte. Pero no para nosotros. Los miembros deben haber hecho arreglos con Marruecos detrás de escena.

Tenemos a Siemens en los territorios ocupados, tenemos la empresa de seguridad »G 4 S«. Si comenzamos la guerra nuevamente, nadie puede culparnos. Hemos estado pidiendo el referéndum durante 44 años y no pasa nada. Solo quieres extender la capa de silencio sobre el asunto. Podrían hacer algo, comenzando con cosas simples que todos pueden hacer, no solo políticos, partidos, solo gente común: cuando hablan del Sáhara Occidental, cuando publican en Internet cuando viajan a los territorios ocupados. Pueden ser expulsados, pero luego la gente habla de ello en los medios. Eso les daría esperanza a los saharauis al señalar que no están olvidados.

Hay que oponerse a lo que Marruecos reclama en todo el mundo del que forma parte el Sáhara Occidental. Puede enviar observadores de proceso. Los políticos podrían presionar al gobierno marroquí sobre los presos políticos. Recientemente, una mujer fue arrestada por primera vez en mucho tiempo: Mahfouda Lefkir. Lo que me preocupa es que si no hay respuesta internacional, Marruecos podría arrestar a más mujeres. Hasta ahora, Marruecos se ha mostrado reacio a perseguir a las mujeres porque temen la reacción porque las mujeres ocupan un lugar destacado entre nosotros. Ahora puedes ver cómo usan la violencia contra las mujeres en las calles, golpéalas. La gente lo filma, pero no hay respuesta.

¿De qué se trataba exactamente?

Mahfouda Lefkir había participado en el juicio contra Mansour Othmane Moussaoui en Laâyoune (acusado de participar en protestas en Laâyoune en el verano de 2019; jW ). Cuando protestó por la injusticia contra los saharauis en la corte, fue arrestada. Fue sentenciada a seis meses de prisión. Es madre, necesita atención médica, pero no la recibe.

Hace un año hubo un poco de optimismo sobre las conversaciones entre el Polisario y Marruecos, que el ex presidente Horst Köhler había llamado como Representante Especial de la ONU. Luego renunció. Desde entonces, las conversaciones se han interrumpido nuevamente. ¿Qué piensas, quién está detrás del bloqueo constante a una solución al conflicto?

Francia en primer lugar. Francia está detrás de Marruecos todo el tiempo.

¿Y Alemania?

Alemania debería emprender acciones legales contra las empresas que operan en el Sáhara Occidental.

Dirán que el Sáhara Occidental se beneficia de ellos.

No, hay una gran pobreza. Existe el problema de las drogas que Marruecos promueve, hay emigración. Muchos adolescentes aprovechan la oportunidad para huir en barco, a pesar del riesgo. Prefieren llegar a España o morir que quedarse. Llamamos a los territorios ocupados la «gran prisión». No hay universidad, nada donde puedas desarrollar tus habilidades. Ves que los marroquíes tienen buenos trabajos, mejores trabajos que tú, ves violencia y no hay nada que puedas hacer. O si haces algo, serás encarcelado durante años. Puedes imaginar cómo piensan los jóvenes. No tenemos nada de las grandes empresas. Solo contratan marroquíes. Según el derecho internacional, necesitarían el consentimiento de la población local.

En los territorios ocupados está el OCP, la compañía de fosfato que pertenece al rey. Luego está la agricultura a gran escala. Las verduras cultivadas están disponibles aquí en el supermercado, identificadas como un producto marroquí …

Las empresas agrícolas también pertenecen al rey.

¿Y solo hay marroquíes empleados?

O saharauis, que son para Marruecos. Tan pronto como reconozca al rey y diga que el Sáhara Occidental es parte de Marruecos, tiene la posibilidad de encontrar un trabajo. Pero si no está de acuerdo, no encontrará uno, y si hay alguien en la familia que tiene trabajo, lo perderá. Usan el trabajo como un medio de presión.

Marruecos afirma que el Sáhara Occidental es parte de su propio territorio. Pero los trata como una colonia …

Como una colonia.

Sigue leyendo que hay festivales y convenciones en el Sáhara Occidental.

Esto es para la imagen, y para nosotros una oportunidad para protestar. Pero cuando se trata de programas culturales y similares, intentan cambiar nuestra identidad. Piensan que después de algunas generaciones los saharauis se habrán ido. Estudias con marroquíes, miras televisión marroquí, celebras festivales marroquíes …

En Marruecos, canales como Al Jazeera alguna vez fueron populares, pero ninguna televisión marroquí …

Solía ​​haber canales en los que podía confiar. Hoy ya no puedes creer en la televisión. Pero si tiene Internet, puede descubrir la verdad. Hay sitios web de Marruecos donde puede averiguar qué está pasando realmente.

¿A qué páginas te refieres?

Por ejemplo en Facebook. Son operados bajo un seudónimo, ya que muchos han sido arrestados por sus entradas.

¿Cómo evalúa la situación en Marruecos en general?

Tengo muchos amigos marroquíes y hablamos mucho sobre las protestas que actualmente tienen lugar en Marruecos. Como en el Rif, en Al Hoceïma. Los marroquíes están molestos por todo el sistema, el régimen. La situación es como un desastre y es la monarquía la responsable de ello. Cada vez que hay protestas, creo que finalmente se levantarán, habrá una explosión. Alhucemas también comenzó con demandas sociales. Pero tan pronto como planteas la cuestión de la realeza, eres arrestado, condenado, se siembra el miedo y hay tortura.

Cuando finalmente llegue el referéndum, supongamos que incluso los marroquíes pueden votar sobre esta pregunta: ¿hay alguna razón para elegir la monarquía?

No, y eso es exactamente lo que Marruecos teme. Los saharauis alientan a los marroquíes. Por lo general, no se atreven a protestar, pero cuando se dan cuenta de que no estamos aceptando la situación, comienzan a hacer sus propias demandas. Somos una voz con la que puede contar. Porque eso es lo que creemos: si los saharauis se independizan, los marroquíes también tendrán su libertad. El dictador es común para nosotros. Es la misma regla que sufrimos.