Las fuerzas de ocupación marroquíes asedian militarmente el domicilio familiar de la activista Mina Baali, quien vive con su hijo menor

Las fuerzas de ocupación marroquíes asedian militarmente el domicilio familiar de la activista Mina Baali, quien vive con su hijo menor
 

ECS. El Aaiún. | El activista saharaui de derechos humanos, Hasanna Douihi, informó a este medio que su familia residente en la ciudad ocupada de El Aaiún, fue sometida ayer a un brutal ataque por parte de las fuerzas de seguridad con atuendo civil junto a oficiales de la fuerza de ocupación, después de haber asaltado la casa, causar destrozos, hurtos y agredir con violencia de su esposa, la activista saharaui Mina Baali y Salha Butenguiza.

También señaló que la agresión contra el domicilio se produjo luego de que las fuerzas de ocupación sitiaran y rodearan deliberadamente todos los callejones que conducen a la casa, impidiendo el acceso a ellos y destruyendo el suministro eléctrico del mismo hogar. Entraron a la fuerza y ​​robaron todos los teléfonos móviles, cámaras, fotográficas, dinero en efectivo, un dispositivo especial de energía solar, ur ordenador portátil, banderas nacionales, además de una gran cantidad de libros personales.

Hassana Douihi reveló que desde la pasada noche perdió contacto con su esposa Mina Baali y su hijo pequeño Saad Douaihy (13 años) Posteriormente que les robaran sus teléfonos móviles, les cortaron la electricidad y fueron sitiados por lo que sus familiares y amigos no pudieron llegar hasta ellos por le bloqueo policial impuesto.

Por otro lado, su hermano y su cuñada también fueron sometidos a un asedio domiciliar, siendo amenazados con violencia. Varios militantes también fueron agredidos al acercarse al domicilio familiar de Hassana Douihi en El Aaiún ocupado.

El defensor de derechos humanos saharaui concluyó su declaración que su hijo Saad (13 años), su esposa luchadora Mina Abaali y la periodista Salha Butenkiza están aislados del mundo y privados de electricidad y comunicación con el mundo exterior, destacando que la situación humanitaria se ha vuelto peligrosa a la luz del bloqueo mediático y militar que impone el estado de ocupación marroquí en los territorios ocupados, exacerbado desde que se reanudó la guerra en el Sáhara Occidental.

Origen: Las fuerzas de ocupación marroquíes asedian militarmente el domicilio familiar de la activista Mina Baali, quien vive con su hijo menor.