Los jóvenes saharauis se reinventan para ensanchar sus horizontes laborales en el desierto :: Sotermun

Los jóvenes saharauis se reinventan para ensanchar sus horizontes laborales en el desierto :: Sotermun

Fotos de Cristian Sarmiento

Texto Cristina Sarmiento y Aritz Tutor Antón

Fuente: Equal Times

La juventud, además de ser la etapa en la que comienzan a definirse los horizontes del futuro adulto, lo es también de la toma de nuevas responsabilidades, así como de las elecciones que, acertadas o desafortunadas, terminarán siendo una lección de vida. Este segmento de la población es un activo muy poderoso para el dinamismo de una sociedad, pues al no estar demasiado atado a imperativos familiares o laborales, puede emprender transformaciones y nuevos proyectos. Sin embargo, si las condiciones sociales y económicas no son propicias, les puede empujar a tomar caminos y decisiones que lastren su futuro y el de su entorno.

Los jóvenes saharauis se enfrentan, como el resto, a todos estos dilemas. Y, en paralelo, tratan de asentar su identidad en unos campamentos de refugiados que, pese a su aparente inmovilidad, están en un proceso de cambio. Los asentamientos saharauis o wilayas (hasta cinco), llevan el nombre de las provincias de su país de origen, el Sáhara Occidental, y se levantan en un territorio cedido por Argelia, en el suroeste del país. Esta zona del desierto, llamada hamada, es un área rocosa e inhóspita que se conoce como ‘el desierto en el desierto’, por sus condiciones extremas.

Después de más de 40 años de exilio forzado, la población joven ha comenzado a esbozar sus propias referencias y su particular manera de abordar el conflicto con Marruecos. Tras el armisticio de 1991, que ponía fin a la guerra iniciada en 1976 (tras la salida de España de los territorios del Sáhara y la posterior ocupación cívico-militar marroquí), el pueblo saharaui, representado por el Frente Polisario, trató de ganar el derecho al retorno mediante la vía diplomática. Bajo el auspicio de la ONU se debió celebrar un referéndum vinculante sobre el futuro de los Territorios Ocupados, pero casi 30 años después, la situación sigue estancada debido al bloqueo que Marruecos impone aduciendo no estar de acuerdo con el censo de votantes.

No existen datos fiables sobre el número de personas jóvenes (de quince a treinta años) en el territorio, pero, partiendo de una extrapolación de las cifras que se manejan para el continente africano en su totalidad (32,4% de su población total), y salvando las diferencias entre países, la población joven aproximada de los campamentos podría rondar las 40.260 personas, según expone el estudio La juventud refugiada en los campamentos saharauis.

En este aciago escenario, la juventud saharaui puede tener la última palabra. La cuestión primordial es afrontar el reto de repensarse y reconstruirse integrando los ilusionantes futuribles y los cambios acontecidos estos años pero sin dar la espalda, al mismo tiempo, a los principios e ideales de las generaciones que les han precedido. El desafío es grande, pero las ganas de superar este bloqueo son mayores.

(…)

Texto completo en: Los jóvenes saharauis se reinventan para ensanchar sus horizontes laborales en el desierto :: Sotermun