Los prisioneros civiles saharauis del grupo Gdeim Izik están siendo atacados y privados de sus derechos básicos y legítimos

Los prisioneros civiles saharauis del grupo Gdeim Izik están siendo atacados y privados de sus derechos básicos y legítimos
 

ECS. El Aaiún ocupado. | Versión en árabe.

 
Durante casi tres semanas, la Administración General de Prisiones marroquí ha estado atacando a los prisioneros civiles saharauis del grupo Gdeim Izik en las prisiones de Tiflet 2 y en la prisión local de Bozkarn, privándoles de sus derechos más básicos y legítimos, como lo es comunicarse con sus familias y parientes.

Las familias y allegados de los prisioneros civiles saharauis del grupo Gdeim Izik, tanto en la prisión local Tiflet 2 como en la prisión local de Bozkarn, comunicaron a la Asociación para la Protección de los Prisioneros Saharauis su descontento con la campaña de maltrato selectivo contra sus hijos después de haber sido impedidos y privados de comunicación y contacto con sus familias. Cabe recordar que éste es un derecho básico y declarado para todos los presos, sin excepción alguna.

Y por tercera semana consecutiva, concretamente desde el 2 de marzo de 2021, las familias no se comunican con sus hijos, los prisioneros civiles saharauis involucrados son: Abdullah Ahmad Al-Hafiz Al-Toubali, Muhammad Khuna Daih Bobeit y Sheikh. Al-Korei Benga, quienes se encuentran en la prisión local de Bozkarn en difíciles e inhumanas condiciones de detención, mientras las administraciones penitenciarias continúan abusando de ellos alegando motivos relacionados con el Coronavirus, provocado la ausencia permanente de las familias y su incapacidad para soportar los arduos viajes y movimientos entre las ciudades del Sáhara Occidental y Marruecos.

La madre del preso civil saharaui, Sidi Abd Allah Ahmed Sidi Abha, también dirigió un llamamiento a todas las organizaciones internacionales preocupadas por los derechos humanos para que realicen todos los esfuerzos necesarios para denunciar la realidad de las condiciones de detención en las que se encuentra, especialmente después de la interrupción del contacto entre ellos desde el 26 de febrero de 2021. Sidi AbdAllah sufre un fuerte deterioro de su estado de salud luego de que fuera sometido a abusos físicos y verbales por parte de un empleado del mismo penal. Sin embargo las autoridades penitenciarias marroquíes rechazan darle tratamiento u hospitalización fuera del penal.

Las familias de los presos civiles saharauis dentro de un grupo en la prisión local de Tiflet 2 y la prisión local de Bozkarn no descartan que la Administración General de Prisiones de Marruecos practicara diversos tipos de castigo y tortura física y psicológica contra sus hijos en represalia por la campaña que anunciaron en solidaridad con su compañero, el preso civil saharaui Mohamed Lamin Haddi, además de felicitar al pueblo saharaui y al Frente Polisario en el 45 aniversario de la declaración de la RASD, que tiene lugar el 27 de febrero de cada año.

Como recordatorio, los presos civiles saharauis del grupo Gdeim Izik se encuentran presentes en varias cárceles marroquíes, ubicadas entre 600 y 1300 km de las ciudades del Sáhara Occidental, bajo condenas injustas y desproporcionadas, que oscilan entre los veinte años y la cadena perpetua. Esto fue ratificado durante un juicio injusto sin garantías e incumpliendo los mínimos estándares jurídicos, que fueron suprimidos. El juicio tuvo lugar en la ciudad marroquí de Salé, entre el 26 de diciembre de 2016 y el 17 de julio de 2017, y contó con el testimonio de importantes organizaciones internacionales preocupadas por los derechos humanos, como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, por el brutal desmantelamiento del campamento saharaui en la zona de Gdeim Izik, al este de la ciudad de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental ocupado.

 
 – Asociación para la Protección de Presos Saharauis en las Cárceles Marroquíes.
 

Origen: Los prisioneros civiles saharauis del grupo Gdeim Izik están siendo atacados y privados de sus derechos básicos y legítimos.