Maite, seguirás viviendo en tus sueños / Cantabria por el Sáhara

Ayer fue un día duro para toda la gente de Cantabria por el Sáhara. Envuelta en las banderas de la República de España y de la RASD, los símbolos que representaban sus ideales y su compromiso social y político, un numeroso grupo de amigos y compañeros arropábamos a su familia en un sencillo pero emotivo acto de despedida a Maite Lorenzo. En su mochila se llevaba más de 20 años de comprometida lucha por los derechos del pueblo saharaui, los últimos 15 en Cantabria por el Sáhara, organización de la que fue miembro fundadora y en la que fue responsable de la vocalía de Vacaciones en Paz y delegada ante nuestra Coordinadora Estatal CEAS Sáhara.

Pero ayer no era esa nuestra cita. Tampoco la de Maite. Nuestra cita era otra muy distinta. Maite, la primera cara conocida que los niños y niñas saharauis han visto durante años al llegar al aeropuerto para pasar sus Vacaciones en Paz en Cantabria, tendría que haber estado disfrutando, y nosotros junto a ella, de los gestos de admiración de los niños y niñas saharauis ante el vuelo majestuoso de las aves rapaces, el cadencioso caminar de los elefantes, la salvaje  belleza del león, el poderío del oso pardo,… o de su risa franca al llegar al recinto de los dromedarios o de esa otra más nerviosa ante la visión de la víbora cornuda. Ayer estábamos citados en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Y aunque ella no pudo asistir, sí lo hicieron los pequeños embajadores saharauis, porque así lo hubiese querido Maite. Y es que ayer era una cita con esos momentos en los que, por enésima vez, las gentes de Cantabria por el Sáhara, nos volveríamos a decir que merecen la pena el esfuerzo, las largas horas de reunión, el tiempo robado a la familia, los sinsabores, los desencuentros, …

Porque sí, amigos y amigas, el compromiso solidario está hecho de eso, de momentos buenos, de otros que no lo son tanto e incluso de aquellos que te incitan a abandonar, a encerrarte en tu mundo y a olvidarte de que existen causas por las que merece la pena luchar. Y era en esos momentos, cuando todo se veía negro, cuando la propia Maite parecía liderar la retirada, cuando recibías una llamada suya, un correo, un whatsapp, diciendo “oye, en la reunión de mañana tenemos que hablar de …, o que os parece si … Y aparecía de nuevo su carácter de recia castellana que no le permitía darse por vencida y le animaba y nos animaba a continuar.

Nunca imaginamos  estar viviendo ese momento. Fueron otros los imaginados. Y en ellos siempre aparecía un Sáhara Libre e Independiente en los que disfrutábamos junto con nuestras familias saharauis de un baño en las playas del Aaiún. Y eso es lo que sus  compañeros y compañeras le ofrecimos en su despedida: nuestro compromiso de seguir luchando por conseguir sus sueños, nuestros sueños.

En nuestro nombre y en el de su familia, agradecemos las muestras de condolencia recibidas: A las Delegaciones Saharauis para España y Cantabria, a nuestras compañeras y compañeros de CEAS Sáhara, a los de la Coordinadora Cántabra de ONGD, a Interpueblos Cantabria, nuestra organización hermana y a todas aquellas con las que hemos compartido reflexión y acción en las distintas plataformas en las que hemos estado presentes, a los representantes políticos que os habéis acercado personalmente a mostrar vuestro pesar, a la infinidad de amigas y amigos que desde la distancia nos habéis llamado o enviado mensajes de consuelo y reconocimiento al compromiso solidario de Maite, y a todo el Pueblo Saharaui, porque su causa nos dio la oportunidad de conocer a Maite. Y a Asun, Luis, Ana, Jorge, Pablo, Julia, y a toda su familia, nuestro agradecimiento por haber compartido con nosotros una mujer excepcional.

Hasta siempre, amiga

Hasta siempre, compañera.

Y como siempre acababas tus intervenciones ¡Viva el Sáhara Libre!

Origen: Maite, seguirás viviendo en tus sueños