Marruecos controla las pateras tras un sinfín de favores de España

Marruecos controla las pateras tras un sinfín de favores de España

El segundo pago es, según las fuentes consultadas, el silencio sepulcral que España ha mantenido en torno al Sáhara Occidental, un apagón que se le ha reprochado a Sánchez desde los colectivos y que, de cara a un posible acuerdo de investidura, le distancia de Unidas Podemos, comprometido con la causa saharaui.


El Gobierno de Pedro Sánchez ha apalabrado 54 millones de los 60 que pedía Mohamed VI, que ha disparado las redadas y los controles en el mar  (…)

Cuatro son los factores que han incentivado a Marruecos para que frene las pateras, según fuentes de la lucha contra la inmigración clandestina. El primero es la aprobación en febrero del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos, que se ratificó el pasado julio. Este tratado que especifica las zonas de pesca y las condiciones de acceso de la flota europea en la costa atlántica tiene un valor económico y simbólico, pues zanja la polémica que abrió el Tribunal de Justicia de la UEcuando sentenció que el acuerdo no podría contemplar las aguas del Sáhara Occidental porque Marruecos no tenía la soberanía de esta región. El tratado finalmente ha incluido aguas del Sáhara Occidental y ha complacido a Mohamed VI.

El segundo pago es, según las fuentes consultadas, el silencio sepulcral que España ha mantenido en torno al Sáhara Occidental, un apagón que se le ha reprochado a Sánchez desde los colectivos y que, de cara a un posible acuerdo de investidura, le distancia de Unidas Podemos, comprometido con la causa saharaui.

140 MILLONES DE EUROS

La tercera prebenda son los 140 millones de euros que ha puesto la UE sobre la mesa para que Marruecos frene la inmigración irregular. De ellos, España tiene que gestionar 40 millones para compra de equipamiento de vigilancia. El Consejo de Ministros aprobó el 5 de julio un acuerdo por el que se autoriza la contratación de un suministro de 384 vehículos 4×4, ambulancias, camiones cisterna y camiones frigorífico por valor de 24 millones de euros. Por otro lado, España tiene preparado otro paquete de 30 millones para combustible, mantenimiento de las patrullas, dietas y sueldos. Su aprobación, que estaba prevista para el mes pasado, finalmente no se ha materializado, pero la partida está apalabrada. Entre unos y otros fondos, suman 54 millones; es decir, casi los 60 millones que pidió Rabat el verano pasado para contener la salida de inmigrantes.

El último factor es la pleitesía que rindieron los Reyes a Mohamed VI el pasado febrero. Era la primera visita de Estado de Felipe VI -tras un desplazamiento de presentación en 2014- y lo hizo con cinco ministros. Ambos países firmaron hasta 11 acuerdos, en los que España regaló el histórico Gran Teatro Cervantes de Tánger, se comprometió a hacer una tercera interconexión eléctrica para responder a la creciente demanda en el país magrebí o eligió al hispanista marroquí Hossain Bouzineb como miembro de la Real Academia Española, entre otras muchas prebendas.

Origen: ELMUNDO