Marruecos responsabiliza al Ejecutivo de Sánchez de la matanza de migrantes en Melilla al no darles asistencia ni auxilio

Marruecos responsabiliza al Ejecutivo de Sánchez de la matanza de migrantes en Melilla al no darles asistencia ni auxilio
 

El autodenominado «Consejo de Derechos Humanos marroquí» responsabiliza a las autoridades españolas del drama que le costó la vida a 23 africanos, según el relato de Marruecos. Otras ONGs hablan de 37.

ECSAHARAUI

Madrid (ECS).- El Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos (CNDH) responsabilizó hoy a España de la tragedia que le costó la vida a, al menos, 23 migrantes en el intento de salto de la valla de Melilla. Según este organismo estatal, las autoridades españoles no dieron asistencia ni auxilio a los migrantes que, masivamente, intentaron cruzar de la localidad de Nador a Melilla, como se desprende de un informe presentado este miércoles.

El CNDH dice iniciar una investigación en la zona, tanto en Nador como en los alrededores, por un drama que de acuerdo con diversas oenegés causó la muerte de 37 personas, una cifra que Marruecos rechaza. El salto masivo tuvo lugar a primera hora del viernes 24 de junio y cerca de medio millar de inmigrantes.

Por su parte, el Ministerio del Interior de España se mantiene firme a lo que lleva defendiendo desde el primer día. La versión del gobierno de Sánchez se mantiene en que se actuó con “criterios de proporcionalidad y de pleno respeto a los Derechos Humanos”. La matanza fue calificada en su momento por Sánchez como «Bien resuelto». el Ministerio de Grande-Marlaska ha defendido que la Guardia Civil actuó “en todo momento dentro del marco legal nacional e internacional” y “sin que pueda atribuirse a ninguno de los agentes ningún tipo de actuación contraria a ellos”.

La bestialidad de la matanza marroquí y la tranquilidad con la que se ejecutó dejó estupefacta la comunidad africana y una expresión corrió de boca en boca entre los migrantes: “Marruecos asesinó a los africanos”. Pero la matanza marroquí incluía otro dato: el secuestro y la detención por parte de las autoridades marroquíes de un centenar de migrantes. Entre todos aquellos cadáveres estaban sudaneses de la región de Darfur, una región situada en la parte occidental de Sudán donde pervive un grave conflicto militar por causa racial.

Casi tres semanas después de la muerte de al menos 23 personas, familiares de desaparecidos se organizan para encontrar a sus seres queridos

La situación sigue igual de mal para los familiares de los migrantes. Mas de dos semanas después Marruecos no entregó cadáveres que nunca se pudo investigar y ni siquiera tiene la intención de hacerlo. Las autoridades marroquíes han enterrado en el cementerio de Sidi Salem al menos 21 cadáveres. Marruecos ha cifrado en 23 las víctimas mortales en este suceso, mientras que ONG como Caminando Fronteras eleva los fallecidos a 37. «Los temores que teníamos han resultado ser reales: las autoridades de Nador han enterrado 21 cadáveres en el cementerio de Sidi Salem fallecidos el Viernes Negro en la valla», ha asegurado la ONG AMDH-Nador en un comunicado publicado en Facebook.

Los compañeros de los inmigrantes muertos condenan el silencio de España y se quejan de la desidiosa investigación. Siete días después no hay investigación sobre la actuación de los gendarmes marroquíes, elemento central de la violencia cometida. Es un desprecio permanente a las víctimas. Nos ven como cosas tiradas en el suelo y ni siquiera se sabe como quedará ese asunto.

La «matanza» de Melilla pone en aprietos tanto Marruecos como España

La ONU ha elevado el tono ante la matanza de Melilla en la que murieron los subsaharianos mientras el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y la UE sigue cerrando filas con el régimen de Marruecos y rechazan cualquier crítica o reproche a la actuación de la Gendarmería marroquí. Horas después de que la Secretaría General de la ONU a través de Stephen Dujarric, denunciara el «uso excesivo de la fuerza» en los sucesos del viernes en Melilla, Sánchez pidió «ponerse en la piel» de Marruecos, cuyos agentes de seguridad se emplearon con contundencia en unos disturbios que acabaron con entre 23 y 37 inmigrantes sudaneses muertos y decenas de heridos. «Hay que verlo desde un punto de vista global y transversal. Marruecos también tiene un problema de inmigración irregular, y hay que ayudarles a controlar el flujo de las fronteras», dijo Sánchez este miércoles en una entrevista en Cadena Ser. «Tenemos que ponernos en la piel de todos y cada uno de los actores de esta tragedia. Hay que recordar algo muy importante y que somos el único país de la Unión Europea que tiene frontera terrestre con África. El drama de la política inmigratoria irregular es complejo», agrega Pedro Sánchez.

Para evitar tragedias como las de Nador (el jefe del Ejecutivo expresamente situó la «tragedia» al otro lado de la frontera), lo que hay que hacer es trabajar en Sudán», país de donde eran la inmensa mayoría de los 2.000 inmigrantes que participaron en el asalto masivo del viernes por la mañana. «Hay que ser empáticos con los migrantes, pero también que nos pongamos en la piel y zapatos de las Fuerzas de Seguridad españolas y los habitantes de Ceuta y Melilla, que tienen derecho a vivir seguro en ciudades que son España», apuntaló el presidente.

Asunto bien resuelto según Sánchez 

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha matizado sus declaraciones. Y alega que calificó el incidente, en la que murieron 23 subsaharianos, de Asunto resuelto antes de ver las duras imágenes.

Los mas de 2.000 inmigrantes intentaron asaltar la Valla de Melilla para pasar a la ciudad autónoma española. De ellos, al menos 133 consiguieron entrar y ya se encuentran al Centro de Estancia Temporal de Inmigración (CETI). Los agentes marroquíes detuvieron alrededor de 1.000 personas en las inmediaciones de la frontera, mientras otros 23 fueron asesinados, según Marruecos. Se trata del primer salto a la frontera de la nueva etapa de relaciones entre España y Marruecos, después del giro en su posición respecto al Sáhara Occidental.

En España, Sánchez ha sido muy criticado por sus socios, parlamentarios y por un sinfín de ONG que consideran a su Gobierno parcialmente responsable de la matanza de Melilla. Recuerdan que es el episodio más cruento de cuantos se han producido para entrar en Ceuta y Melilla desde que en 1996 y 1998, respectivamente, se levantaron las dos vallas.

Después de felicitar a los gendarmes de Marruecos por su actuación, Sánchez acusó a “las mafias” de aprovecharse de los migrantes, una palabra, que según El Confidencial, ha sido retomada por políticos y medios de comunicación marroquíes pese a que, detrás de los que saltan la valla, agrega el rotativo español que cita informes policiales, no hay ninguna organización criminal. Según la ONU, las llamadas ‘mafias’ sí existen en otras etapas y lugares de la inmigración irregular, pero en África no son tan poderosas como en América Latina.

Origen: Marruecos responsabiliza al Ejecutivo de Sánchez de la matanza de migrantes en Melilla