Marruecos tiene a España como uno de sus mayores valedores internacionales