¡Ninguna persona elige vivir en un campo de personas refugiadas!