¿Por qué la OTAN no invitó a su cumbre histórica a su «aliado preferente» Marruecos?

¿Por qué la OTAN no invitó a su cumbre histórica a su «aliado preferente» Marruecos?
 
«La guerra híbrida», el expansionismo y el uso de la inmigración ilegal como arma política, han dejado Marruecos fuera de la cumbre de sus «aliados», a la que fueron invitados países como Mauritania y Jordania.
 
Salem Mohamed 
 
Madrid (ECS). – Países árabes como Mauritania y Jordania han recibido la atención en la histórica cumbre de la OTAN celebrada la semana pasada en Madrid. Si bien España no invitó a Marruecos, aunque es considerado «aliado preferente» de la Alianza (NATO). Según observadores, Rabat ha perdido valor después de los conflictos desatados con varios países de la región por el Sáhara Occidental, el envío a Ceuta de 10 mil de sus ciudadanos y su empeño por una grave «guerra híbrida» contra las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Canarias y otros islotes españoles en el Mediterráneo.
 
Además, Marruecos que tiene pretensiones en las zonas neutrales, Perejil y la Zona Económica Exclusiva Canaria, al tiempo que inundaba España de droga, inmigrantes ilegales, terroristas, productos hortícolas y humillaciones de todo tipo. Y, siempre reclamando descaradamente territorios españoles, se lanzó luego a una carrera armamentística, con la ayuda de Israel, amenazando seriamente la integridad territorial y la estabilidad de la península ibérica.
 
España, con un papel limitado en la OTAN a la que llegó en 1982, ha logrado por fin un gran protagonismo por ser el anfitrión de una cumbre crucial que hace unos meses parecía una más y finalmente se ha convertido en decisiva por la guerra en Ucrania y las «guerras híbridas». Y gracias a ese papel de anfitrión y a una intensa negociación, Madrid ha logrado incluir algunos cambios en la redacción final del Concepto Estratégico, el plan para los próximos 10 años, que amparan indirectamente a Ceuta y Melilla, dos ciudades europeas que no están incluidas en el tratado de Washington.
 
Los árabes asistieron a la cumbre de la OTAN, representados por los ministros de exteriores de Mauritania, Mohamed Ould Marzouk y el jordano, Ali Safadi. La alianza se comprometió a brindar un apoyo especial a estos dos países, además de respaldar a Túnez ante la influencia económica rusa y china. Sin embargo, el interés por Mauritania fue mayor, y este interés, según el Nuevo Concepto Estratégico de la OTAN, se debe al papel que puede jugar Nuakchot en la lucha contra las organizaciones terroristas en la región del Sahel. Este tema, según fuentes diplomáticas, fue abordado como tema central durante las conversaciones bilaterales entre el Ministro de Relaciones Exteriores mauritano y su homólogo estadounidense, Anthony Blinken, al margen de la Cumbre de la OTAN. La alianza y los países occidentales dotarán a Mauritania de armamento, asesoramiento y entrenamiento militar.
 
Si bien la OTAN invitó a países clasificados históricamente como socios estratégicos de la alianza como JapónAustraliaJordania y Sudáfrica a asistir a los trabajos de la cumbre en Madrid, la alianza evitó invitar a Marruecos, que fue considerado en un momento como «aliado preferente» de la alianza desde 2005. La ausencia de Marruecos de una cumbre crucial de la OTAN representa una amarga derrota diplomática y un gran revés para el Reino Alauí, ya que desde los años sesenta Rabat viene acatando el sistema de seguridad Occidental ejerciendo a veces el «policía de Europa». Marruecos ha sido históricamente calificado por África como el «caballo de Troya» de occidente en el continente.
 
 
Para Rabat, el verdadero motivo de la ausencia de Marruecos en la histórica cumbre de la OTAN se debe a la firme posición de España de poner sobre la mesa puntos relacionados con la seguridad de sus ciudades de sus ciudadanos autónomaa del Norte de África en el orden del día de la cumbre. España planteó ante la cumbre tres puntos de interés tanto para Marruecos como para Argelia, que forman parte, según el Ministerio de Exteriores de España, del llamado “peligro que viene del sur”. En una rueda de prensa el jueves, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, advirtió del peligro del flanco sur y evitó nombrar países, y dijo: «Estamos muy satisfechos por la inclusión del Flanco Sur por parte de la OTAN en su visión de seguridad para el futuro».
 
España también incluyó en este Concepto Estratégico que la OTAN se implica en el asunto que puede resultar de la amenaza del suministro de energía a los Estados miembros, y aquí se refieres principalmente a Argelia porque es una fuente de suministro de gas a Europa.
 
Y en relación con Marruecos, el Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió, motivado por el asalto masivo de miles de ciudadanos marroquíes a la ciudad autónoma de Ceuta durante mayo de 2021, a aportar un plan estratégico que protegiera a las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y las vincularas a la acción de la OTAN. Sánchez subraya que la OTAN tratará la inmigración ilegal como una «Guerra Híbrida». A continuación, destacó la nueva visión de la OTAN para proteger la integridad territorial de los estados miembros, tal y como estipulan las constituciones de estos países, y aquí confirma la garantía de protección por parte de la alianza de las dos ciudades que Marruecos reclama y las considera «ocupadas».
 
Al mismo tiempo, Marruecos y Argelia comparten un punto principal, y es que España considera la carrera armamentista entre ambos países una amenaza para su seguridad nacional e incluso para el sur de Europa, dado que algunos países del sur de Europa han perdido la «Disuasión militar” principalmente frente a Argelia, socio estratégico y fiable para España y el resto de la Unión Europea.
 
Argelia cuenta con armamento muy avanzado, con una flota naval compuesta por ocho submarinos, corbetas y fragatas de última generación, que le dio al país norteafricano una cómoda ventaja en el Mediterráneo. En la otra parte, España perdió la ventaja de “disuasión”. Hay una convergencia a nivel militar en el Mediterráneo occidental que no se registra desde hace más de dos siglos.
 

Origen: ¿Por qué la OTAN no invitó a su cumbre histórica a su «aliado preferente» Marruecos?