Recepciones espurias, por Fernando Llorente – El Faradio 

Recepciones espurias, por Fernando Llorente – El Faradio 

 

No son embajadores. No, los niños saharauis, refugiados en los campamentos de Tinduf (Argelia), que han venido a disfrutar de unos días de vacaciones y a ser atendidos sanitariamente en España, no son embajadores, ni pequeños ni grandes.

La RASD y el Frente Polisario tienen sus embajadores en los países que los reconocen, y sus delegados, en los que, multiplicados por 17 autonomías, en el caso de España. También lo tienen ante Naciones Unidas. Si ellos no han logrado que los gobiernos de la llamada comunidad internacional hayan entrado en la razón del Derecho Internacional y su legislación, en materia de descolonización; si no han conseguido, porque se les pone toda clase de ilegalidades y extorsiones, que sean respetado los Derechos Humanos de su pueblo y de cada uno de los saharauis, se me antoja que es una anomalía que sean considerados embajadores, ni siquiera en sentido figurado, a unos niños, a lo que no se les debe pedir, sino que disfruten de un breve tiempo lejos de los rigores del desierto en el que apenas sobreviven desde que nacieron.

Ya sé, se les tiene por lo que no son, porque contribuyen a visibilizar la causa de su pueblo, de la que ellos, sí, son conscientes desde antes del uso de razón. Pero es que los niños no tienen por qué cumplir, en unos días, la obligación de los medios de comunicación, debidamente orquestados por los gobiernos de turno, para que la mayor parte de la sociedad española, como tal, no sepa que el pueblo saharaui existe, y cómo existe. ¿Es que no se les ve y se les oye en calles, plazas, jardines, playas, piscinas…de los pueblos y ciudades, donde unas familias españolas les acogen, complacidas, para que pasen unas vacaciones? ¿Es que hay que hacerles pasar un tiempo de aburrimiento en Ayuntamientos y Parlamentos autonómicos, donde no entienden lo que les dicen, y que a quienes se lo dicen les importan muy poco los niños? Lo mismo que cada presidente del gobierno de España gira la primera visita exterior al reino de Marruecos, los niños saharauis empiezan sus vacaciones visitando unas instituciones, regidas por partidos políticos, cuyos jefes de filas han hecho bueno el llamado giro del presidente del gobierno de España, por el que ha decidido que lo mejor para el Sahara Occidental, con sus gentes y sus recursos, es estar sometidos el estado de terror que vienen sufriendo desde hace 46 años, bajo la violencia de la fuerzas invasoras y ocupantes marroquíes.

(…)

LEER TEXTO COMPLETO en: Recepciones espurias – El Faradio | Periodismo que cuenta