Reunión de alto nivel entre Marruecos-Mauritania concluye con la firma de 13 acuerdos de cooperación y un sepulcral silencio sobre el conflicto saharaui

Reunión de alto nivel entre Marruecos-Mauritania concluye con la firma de 13 acuerdos de cooperación y un sepulcral silencio sobre el conflicto saharaui
 
 

Sidi Maatala.

 

ECS. Madrid. | El jefe de Gobierno marroquí, Aziz Ajanuch, y su homólogo mauritano, Mohamed Ould Bilal, se reunieron este viernes en Rabat para celebrar la 8ª sesión de la alta comisión conjunta entre ambos países. Una reunión concluyó, informa la MAP marroquí, con la firma de 13 acuerdos de cooperación que incluyen convenios, memorandos de entendimiento, programas ejecutivos y un protocolo, además del acta de la octava sesión, referentes a comercio, inversión, industria, turismo, así como de seguridad.

La reunión de alto nivel, no se celebraba una así desde hace casi una década, pues la última fue en 2013. Y sirvió para concluir un acuerdo de cooperación entre las organizaciones de trabajadores, indica la agencia de prensa de Mauritania (AMI). La misma fuente también informó de la firma de un memorando de entendimiento de seguridad entre la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) de Marruecos y el Ministerio del Interior de Mauritania.

 
Sorprende el silencio sobre la guerra de la República Saharaui, el país vecino de ambos que libra una guerra de liberación contra el Reino alauita que ocupa su territorio y bombardeó a civiles mauritanos en este contexto, pero se negó a ofrecer explicaciones durante el encuentro. Como es habitual, la prensa marroquí no perdió la oportunidad para retorcer los hechos y las declaraciones, así, si la agencia oficial MAP no mencionó nada sobre el Sáhara Occidental ni siquiera en el apartado que explica los acuerdos securitarios, en cambio el digital Ya Biladi se apresuró en publicar que las dos partes saludaron “su consenso en términos de consulta política sobre un conjunto de temas regionales e internacionales de interés común, principalmente en relación con el espacio del Magreb, la acción árabe conjunta, la causa palestina, los conflictos en Libia, Yemen y Siria, la región del Sahel y el Sáhara».
 
Si bien Mauritania, ex potencia ocupante del Sáhara Occidental expulsada por los combatientes saharauis en 1979, siempre ha mantenido una posición neutral en el conflicto y reconoce a la RASD, ésta posición es contraria a la permisividad de la brecha ilegal de El Guerguerat, ya que de facto la reconoce como frontera marroquí cuando, según los mapas oficiales, las fronteras marroquíes acaban en Assa-Zag y no en El Guerguerat al tratarse de territorio militarmente anexionado según la resolución de la ONU de 1979. Si la explotación de los territorios y recursos saharauis es la razón esencial de la permanencia de las fuerzas ocupantes marroquíes en la República Saharaui, permitir un canal por donde se comercialicen estos productos constituye un importante obstáculo a los esfuerzos para solucionar el conflicto y una vacilación de mal gusto a sus vecinos saharauis.
 

Origen: Reunión de alto nivel entre Marruecos-Mauritania concluye con la firma de 13 acuerdos y un sepulcral silencio sobre el conflicto saharaui.