«Se llevaron a mi padre a comisaría y nunca volvió» | La Rioja

«Se llevaron a mi padre a comisaría y nunca volvió» | La Rioja

Pese a sus méritos, Mohammed Mayara engrosa la lista de parados saharauis desde hace diez años. A sus 44, es uno de los activistas más acosados por las autoridades marroquíes. Desde que era joven, motivado por el asesinato de su padre durante la Marcha Verde (la invasión marroquí del Sahara español), se convirtió en un diligente defensor de los derechos humanos. A su progenitor se lo llevaron a comisaría en su ciudad natal, Tan Tan, y no regresó. Está oficialmente desaparecido, porque no se ha encontrado su cuerpo.

Origen: «Se llevaron a mi padre a comisaría y nunca volvió» | La Rioja