Siemens, una de las principales empresas explotadoras, de forma ilegal, de recursos del Sáhara Occidental, eleva sus pérdidas hasta los 1.226 millones de euros

Siemens, una de las principales empresas explotadoras, de forma ilegal, de recursos del Sáhara Occidental, eleva sus pérdidas hasta los 1.226 millones de euros
 
Agencias 
 
Madrid (ECS). – Siemens Gamesa, la filial de la empresa alemana que contribuye a la ocupación del Sáhara Occidental, sus indicadores están en rojo. La empresa elevó sus pérdidas hasta los 1.226 millones en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, según informó El País.
 
La multinacional Siemens (Siemens AG), nacida en 1847 y de origen alemán, desarrolla servicios de tecnología, automatización, energía, digitalización y salud y cuenta con una plantilla de 379.000 empleados alrededor de 190 países (datos de 2019). Dentro de sus diversas divisiones, encontramos a Siemens Gamesa Renewable Energy (Siemens Gamesa) nacida en 2017 por la fusión de Gamesa Corporación Tecnológica y la división de negocios eólicos de Siemens Wind Power. Esta nueva empresa con sede en Vizcaya (España), representa a una de las empresas del sector industrial más grandes del Ibex 35 y tiene a Iberdrola como uno de los principales accionistas (8% de participación en 2018). Siemens Gamesa trabaja específicamente en el desarrollo, la manufacturación, la instalación y el mantenimiento de turbinas eólicas. Hoy en día las turbinas de la compañía ya se encuentran en países como Argelia, Egipto, Sudáfrica, Túnez, Mauritania, Kenia, Marruecos y el mismo Sahara Occidental ocupado.
 
Siemens Gamesa llegó a los territorios ocupados del Sáhara Occidental en 2016, cuando Marruecos puso en marcha el Programa integral de energía eólica. La Oficina Nacional de Electricidad Marroquí ONEE adjudicó la licitación para la construcción y el mantenimiento de 5 parques (dos situados en el Sahara Occidental) de las empresas Siemens Wind Power (que más tarde seguiría con el nombre de Siemens Gamesa Renewal Energy) junto con la multinacional italiana Enel Green Power y Nareva Holding perteneciente al holding SNI (Société Nationale d’Investissement) de la familia real marroquí.
 
La empresa, que desde 2016 contribuye a la ocupación militar de un territorio ocupado, perdió 1.226 millones de euros al cierre de su tercer trimestre fiscal (de octubre de 2021 a mayo de 2022), lo que supone más del triple que los 368 millones perdidos en el mismo periodo del año anterior, según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), según El País.
 
En ese periodo de nueve meses, Siemens ha visto retroceder sus ingresos un 12,2%, hasta los 6.442 millones. Si se observa solo la facturación del tercer trimestre, el dato mejora algo, ya que los 2.436 millones que se lograron suponen un 9,9% menos que en el mismo periodo del año pasado.
 
Los motivos según Siemens
 
La filial española de la compañía alemana de energías renovables aumentó sus números rojos entre abril y junio de este año, mientras los ingresos cayeron un 10% respecto al mismo periodo del año pasado.
 
Siemens cita la “inflación de los costes energéticos, de materias primas y logísticos” entre los problemas que han lastrado sus cifras. Pero también “indisponibilidad de componentes clave de los aerogeneradores, congestiones portuarias y retrasos en el suministro”; así como el lanzamiento de su nueva generación de turbinas eólicas (la plataforma 5X).
 

Origen: Siemens, una de las principales empresas explotadoras de recursos del Sáhara Occidental, eleva sus pérdidas hasta los 1.226 millones