Sociedad civil y parlamentarios de América Latina llaman la atención del presidente español Pedro Sánchez sobre la causa saharaui durante su gira por Colombia, Ecuador y Honduras | Sahara Press Service

Sociedad civil y parlamentarios de América Latina llaman la atención del presidente español Pedro Sánchez sobre la causa saharaui durante su gira por Colombia, Ecuador y Honduras | Sahara Press Service

Quito, Ecuador, 26/08/2022 (SPS).- Decenas de organizaciones sociales y de derechos humanos, entre ellas asociaciones y comités de amistad con el pueblo saharaui, miembros de la Plataforma Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (PLACSO), parlamentarios y personalidades de varios países latinoamericanos efectuaron la tarde de ayer un pronunciamiento público con ocasión de la gira del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, a Colombia, Ecuador y Honduras, acompañado de una nutrida delegación de empresarios españoles.

En este pronunciamiento internacional suscrito por organizaciones de la sociedad civil y de derechos humanos de catorce países latinoamericanos y caribeños y, además, asociaciones españolas y de Estados Unidos, y la adhesión de académicos y parlamentarios de Bolivia y Ecuador, se señaló que la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) es una realidad nacional, regional e internacional irreversible, y sus lazos políticos y culturales con América Latina tienden puentes con África.

Los suscriptores de este comunicado recordaron que varios países latinoamericanos, entre ellos Colombia, Ecuador y Honduras, se encuentran conmemorando el bicentenario de su independencia y de sus luchas coloniales, así como de su participación histórica en la fundación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la que acordaron promover y respetar la paz y la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos y, en particular, el derecho a la libre determinación de los pueblos, pilares de esta organización global.

También señalaron que estos principios los llevó a reconocer a la RASD en febrero de 1976, a promover la aplicación de la Declaración sobre Descolonización de la Asamblea General y a demandar el respeto a la legalidad internacional.

Estos tres países mantienen relaciones diplomáticas con la RASD desde los años 80 y en diversas oportunidades han asumido responsabilidades en el Comité Especial de Descolonización, el caso de Ecuador y Honduras, y han participado activamente en la Comisión Política Especial y de Descolonización de la Asamblea General de la ONU.

Por último, hicieron un llamado al Reino de España y a su Gobierno a cumplir con sus responsabilidades históricas y jurídicas, y poner término a la última colonia en África. Y, a la vez, declararon que los lazos políticos y culturales de la RASD con América Latina contribuyen a hermanar a estos países con África, entre otras razones, por sus gestas libertarias y un futuro de amistad y cooperación.

El presidente español Pedro Sánchez, arribó a la capital ecuatoriana la noche del miércoles 24, luego de una visita de Estado a Bogotá, en la que mantuvo reuniones con el presidente colombiano, Gustavo Petro Urrego. Colombia restableció relaciones diplomáticas con la RASD el pasado 11 de agosto.

El día de ayer Sánchez se reunió con las autoridades ecuatorianas, encabezadas por el presidente Guillermo Lasso Mendoza y miembros de su gabinete. El presidente español viaja acompañado de una numerosa delegación de empresarios españoles, que se reunieron con sus pares ecuatorianos.

Este viernes 26 Sánchez continuará su gira a Tegucigalpa, en la que se entrevistará con la presidenta Xiomara Castro, cuyo gobierno estrechó sus relaciones diplomáticas con la RASD el pasado mes de febrero, a través de una visita de su vicecanciller a los campamentos de refugiados en Tindouf, en reciprocidad a una realizada por el canciller saharaui a Honduras.

 

El texto del pronunciamiento público es el siguiente:

 

LA REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI DEMOCRÁTICA ES UNA REALIDAD NACIONAL, REGIONAL E INTERNACIONAL IRREVERSIBLE, Y SUS LAZOS POLÍTICOS Y CULTURALES CON AMÉRICA LATINA TIENDEN PUENTES CON ÁFRICA

La visita del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, a Colombia, Ecuador y Honduras, será una oportunidad para confirmar la hospitalidad característica de los pueblos latinoamericanos y, a la vez, una ocasión para estrechar los lazos de amistad y cooperación con el pueblo español.

Esta visita se realiza en un contexto en el cual varios de esos pueblos conmemoran el bicentenario de su independencia, mediante gestas históricas que les permitieron poner término a todas las formas de dominación y colonialismo, y construir Estados democráticos, soberanos, independientes, interculturales y plurinacionales.

Una veintena de esos países, entre ellos Colombia, Ecuador y Honduras, son fundadores de las Naciones Unidas y expresaron su firme adhesión a los pilares de su Carta Fundacional: la paz y la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos. Y, en especial, el derecho a la libre determinación de los pueblos que ha sido incorporado en sus respectivos textos constitucionales.

Los tres países también brindan una enorme prioridad a la diplomacia multilateral y el respeto a los principios del derecho internacional. Han suscrito y ratificado los más importantes tratados internacionales de derechos humanos y han aprobado innumerables resoluciones a favor de la igualdad jurídica de los Estados y el fin del colonialismo.

Estos principios y compromisos ante la comunidad internacional inspiraron su reconocimiento a la República Árabe Saharaui Democrática, proclamada el 27 de febrero de 1976, así como han motivado su participación en la Comisión Política Especial y de Descolonización de la Asamblea General de las Naciones Unidas y en el Comité Especial de Descolonización, en el caso de Ecuador y Honduras.

La responsabilidad estatal de promover la aplicación de la Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales (Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General) y el respeto a la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, del 16 de octubre de 1975, también es una respuesta a la identificación de los pueblos colombiano, ecuatoriano y hondureño, con la lucha del pueblo saharaui por la liberación nacional y su plena independencia.

En tales circunstancias, el Reino de España y su Gobierno están obligados a cumplir con sus responsabilidades históricas y jurídicas, y deben poner término a la última colonia en África. La República Saharaui es una realidad nacional, regional e internacional irreversible, y sus lazos políticos y culturales con América Latina, enhorabuena, tienden puentes con África, dos continentes hermanados por sus gestas libertarias y un futuro de amistad y cooperación.

 

Origen: Sociedad civil y parlamentarios de América Latina llaman la atención del presidente español Pedro Sánchez sobre la causa saharaui durante su gira por Colombia, Ecuador y Honduras | Sahara Press Service