Sosiego tras un largo periplo hasta Tinduf