WSRW pide la liberación inmediata de todos los presos de Gdeim Izik.

WSRW pide la liberación inmediata de todos los presos de Gdeim Izik.

En noviembre de 2020, un grupo de presos políticos saharauis, grupo Gdeim Izik, habrá pasado 10 años en cárceles marroquíes. Anticipándose al próximo trágico aniversario, WSRW pide la liberación inmediata e incondicional de estos presos político.

Madrid, 10 Septiembre de 2020. – (ECSAHARAUI)
Por Lehbib Abdelhay/ECS

 

El Observatorio Internacional para los recursos naturales del Sáhara Occidental, «Western Sahara Resource Watch» (WSRW), pidió este martes la liberación «inmediata e incondicional» de todos los presos políticos saharauis del grupo Gdeim Izik, detenidos en 2010 por haber impugnado la exclusión socioeconómica de los saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

“En noviembre de 2020 (…) el grupo de Gdeim Izik habrá pasado 10 años en las cárceles marroquíes. Anticipándose al próximo aniversario, WSRW pide la liberación inmediata e incondicional de estos presos políticos ”, escribe la ONG en su llamamiento, acompañado de fotos y biografías de cada uno de estos presos.

“Estos hombres solo han defendido pacíficamente sus derechos humanos básicos. Pasaron 10 años de su vida encarcelados sobre la base de juicios que no respetaron las normas internacionales más elementales», señala indignada la presidenta de WSRW, Sylvia Valentin, citada en el comunicado de prensa.

El 8 de noviembre de 2010, el ejército y la policía marroquíes demolieron violentamente un campamento de protesta pacífica, donde se habían reunido más de 10.000 saharauis para protestar por su exclusión socioeconómica en su propio país bajo ocupación marroquí.

Gdeim Izik es una zona desértica en las afueras de la ciudad ocupada de El Aaiún donde se concentró este campamento de protesta. Un grupo de 25 hombres fue arrestado por su presunta participación en la organización del campamento de protesta.

Después de dos años y medio de detención arbitraria, fueron condenados en febrero de 2013 por un tribunal militar marroquí, la mayoría de las condenas van desde los 20 años hasta la cadena perpetua.

Entre los detenidos se encontraban defensores de los derechos humanos del Sáhara Occidental. Uno de ellos es el secretario general de un grupo saharaui que observa y documenta la participación extranjera en el saqueo ilegal del territorio por parte de Marruecos. La principal prueba criminal utilizada contra los activistas encarcelados consistió en confesiones firmadas bajo tortura. El veredicto fue apelado ante el Tribunal de Casación de Marruecos, diciendo que el tribunal no podía condenar a este grupo de activistas únicamente sobre la base de confesiones. Cuatro años después, en 2017, el caso se volvió a juzgar ante un tribunal civil, y las sentencias se confirmaron en su mayoría. y las confesiones firmadas bajo tortura se reutilizan como prueba criminal primaria. Por lo tanto, el caso ha sido nuevamente apelado ante el Tribunal de Casación de Marruecos, que aún no se ha pronunciado. Hoy, 19 de los 25 siguen en prisión.

La detención arbitraria de los presos de Gdeim Izik fue abordada, entre otras cosas, en una comunicación emitida por los procedimientos especiales de Naciones Unidas el 20 de julio de 2017 (AL 3 de marzo de 2017), suscrita por el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria, el Relator Especial sobre Libertad de Expresión, el Relator Especial sobre defensores de derechos humanos, el Relator Especial sobre la independencia de jueces y abogados y el Relator Especial sobre tortura, destacando que el grupo de defensores de derechos humanos saharauis habían sido detenidos en relación con el la protesta de Gdeim Izik.

El exdirector del Comité de las Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias, Mads Andeneas, estimó en 2017 que la detención del grupo de Gdeim Izik fue “arbitraria”, señalando que los presos saharauis fueron “víctimas de secuestros o detenciones que implicaron torturas o tratos o penas crueles, inhumanos».

Los detenidos saharauis de Gdiem Izik en una huelga de hambre

Los presos políticos saharauis en la prisión central de Kenitra y la prisión local, Tiflet 2, observaron una huelga de hambre de 48 horas el viernes en solidaridad con su compañero Ahmed Elbachir Ahmed Esbaai, presidente honorario de la Asociación Saharaui para la Protección de presos políticos, que sufrieron negligencia médica.

«Los presos saharauis (grupo Gdiem Izik) Abdullah Elwali Ahmed Ramdan leKhfawni, Mohamed Lamine Abdin Hadi, Elbachir Elaabed Mehdar Khada y Muhammad Hassana Ahmed Salem Bourial, iniciaron el viernes una huelga de hambre de 48 horas en solidaridad con su compañero de prisión, Ahmed Esbaai, que sufrió un nuevo infarto como consecuencia del descuido deliberado de su estado de salud”.

Esta iniciativa solidaria también se llevó a cabo para protestar contra «la política de discriminación» y negligencia médica deliberada, a la que han sido sometidos desde su detención arbitraria a fines de 2010, tras el brutal desmantelamiento del campamento saharaui en Gdeim Izik cerca de la ciudad ocupada de El Aaiún.

La Liga deploró la persistencia de la negligencia médica, alegando razones políticas que están en el origen de las represalias de la administración general de las prisiones marroquíes. Esta administración sigue «privando a los presos políticos saharauis de su derecho a la atención y tratamiento médico», señala la liga, denunciando las restricciones sistemáticas y las difíciles condiciones de detención, incluyendo el riesgo de contagio con el Coronavirus.

Origen: WSRW pide la liberación inmediata de todos los presos de Gdeim Izik.