Argelia declara la guerra económica a Marruecos

Argelia declara la guerra económica a Marruecos

 
Por Ryad Hammadi- TSA 
 
Argel (ECS). – Las relaciones diplomáticas entre Argelia y Marruecos están rotas desde el pasado 24 de agosto. Argel tomó esta decisión extrema a raíz de una serie de «actos hostiles» y «provocaciones» de su vecino Marruecos. Además de esta respuesta política, Argelia también tiene palancas económicas que no ha dudado en activar para castigar al reino.
 
Aunque el comercio entre los dos países no es lo que debería ser entre las dos economías más grandes del Magreb, no es del todo inexistente. Argelia es incluso el segundo socio africano de Marruecos,  después de Egipto, en materia de economía.
 
El comercio total entre los dos países se estimó en 2020 en 5.300 millones de dirhams (580 millones de dólares), según la Oficina de Cambio de Marruecos. En 2016, mientras que Argelia seguía siendo el principal socio africano de Marruecos, el comercio se aumentó a los 800 millones de dólares anuales.
 
Argelia también tiene la posibilidad de actuar en otros campos para castigar a Marruecos, no necesaria y exclusivamente en el comercio. Como acaba de hacer con el transporte aéreo marroquí.
 
El miércoles 22 de septiembre, el Alto Consejo de Seguridad (HCS) decidió  cerrar el espacio aéreo argelino a los aviones civiles y militares de Marruecos.
 
La medida afecta a todas las aeronaves civiles y militares marroquíes, así como a las matriculadas en este país. Este paso adicional en la reacción de Argelia sigue a la persistencia de las acciones de algunos diplomáticos marroquíes, incluso después de la ruptura de las relaciones diplomáticas.
 
Una fuente de la aerolínea marroquí Royal Air Maroc, citada por la radio tunecina Mosaïque FM, indicó que 15 de sus vuelos semanales se verán afectados y tendrá que cambiar de plan de vuelo hacia el Mediterráneo para sortear el espacio aéreo argelino. Estos vuelos conectan las ciudades marroquíes con los aeropuertos de Egipto, Túnez y Turquía.
 
La fuente de la RAM califica el impacto de la decisión argelina como «insignificante», en proporción al volumen total de vuelos de la compañía, pero esto es solo un paso más en la represalia económica que Argelia ha decidido implementar en respuesta a las acciones hostiles de su vecino alauí. Lo más importante es que el tráfico aéreo mundial aún tiene que recuperar después de la pandemia del Covid-19.
 
Por lo tanto, la evaluación de la RAM debe tomarse con cautela. La decisión argelina podría afectar a un sector clave de la economía marroquí: el turismo. Al ampliar la duración de sus vuelos, la RAM consumirá más combustible y se verá obligada a trasladar el costo a los precios de sus boletos.
 
Antes de los acontecimientos actuales en la crisis diplomática, Marruecos había iniciado, en su prensa, campañas «hostiles» contra Argelia e incluso en ocasiones» realizó en 2018 acusaciones falsas», como la de la presencia de elementos de Hezbollah en los campamentos de refugiados de saharauis situados en el sur de Argelia.
 
El pasado mes de marzo, una operación de desminado llevada a cabo por las autoridades marroquíes con el objetivo de seguir invadiendo el territorio argelino, llevó a Argelia a recuperar comunas en la región fronteriza de Feguig, anteriormente presadas por Argelia a los campesinos marroquíes por razones humanitarias tras los acuerdos de demarcación fronteriza.
 
A finales de abril, el presidente de Argelia Abdelmadjid Tebboune advirtió a varias empresas argelinas que tienen alianzas con entidades marroquíes, sin mencionar a este país. Tres grandes empresas, el operador telefonia móvil Djezzy y dos aseguradoras públicas, SAA y CAAR, fueron mencionadas por su nombre en la instrucción presidencial.
 
GME y frontera terrestre cerrada: duros golpes para Marruecos.
 
Más recientemente, el 7 de septiembre, Argelia puso fin al suministro de gas a través del Gasoducto Magreb-Europa (GME) que abastece de gas argelino a España y Portugal a través de Marruecos.
 
Argel ha decidido no renovar el contrato que vence el próximo 31 de octubre. Un golpe muy duro para la economía del reino que se beneficia de 700 millones de metros cúbicos de gas de ese gasoducto cada año para sus centrales eléctricas, además de un partida de una cantidad e dinero estimada en 58 millones de euros.
 
Argelia ya había construido su propio gasoducto de casi 200 kilómetros (Medgaz) que une directamente Argelia con España sin pasar por Marruecos. El 26 de agosto, el ministro de Energía argelino, Mohamed Arkab, aseguró al embajador español «el compromiso total de Argelia de cubrir la totalidad del suministro de gas natural de España a través del Medgaz».
 
La decisión de Argelia se produce tras las maniobras de Marruecos de utilizar el gas argelino para debilitar a su vecino del este, conociendo el peso de la exportación de gas natural a España para su economía. Pero Argelia había anticipado una posible volteface marroquí, fortaleciendo las capacidades de su gasoducto Medgaz.
 
El cierre de la frontera entre los dos países, realizado por Argelia en 1994, es otra forma de respuesta económica a un acto político hostil. En ese año, Marruecos impuso visados ​​de entrada a argelinos y franceses de origen argelino tras un atentado terrorista en Marrakech y Argelia respondió cerrando la frontera, que aún permanece cerrada 27 años después.
 
De todas las decisiones tomadas por Argelia, es la que más le ha costado al reino. Antes de 1994, alrededor de 1,5 millones de argelinos viajaban a Marruecos cada año, constituyendo la mitad de los turistas que visitaban este país. Para toda la franja fronteriza del lado marroquí, las consecuencias fueron y siguen siendo desastrosas para la población y no en vano Marruecos insiste tanto en la reapertura de la frontera. La última petición hasta la fecha es la del rey Mohamed VI en su discurso con motivo de la Fiesta del Trono, el 31 de julio.
 

Origen: Argelia declara la guerra económica a Marruecos.