Calificado por Sánchez de “joven pero experimentado diplomático”, Albares elige a Marruecos en su primer viaje. Rabat todavía no ha aceptado.

Calificado por Sánchez de “joven pero experimentado diplomático”, Albares elige a Marruecos en su primer viaje. Rabat todavía no ha aceptado.

 

Pedro Sánchez calificaba este sábado al nuevo ministro de Asuntos Exteriores de “joven pero experimentado diplomático”

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Madrid (ECS).- Según fuentes diplomáticas, la primera visita del nuevo ministro de Exteriores español nombrado hace menos de 48 por Pedro Sánchez, José Manuel Albares, será al país vecino (Marruecos), pero Rabat hasta el momento de escribir este post todavía no ha aceptado la petición de España.

José Manuel Albares llegó al Ministerio de Asuntos Exteriores de España con muchas tareas por delante, marcada principalmente por la crisis económica en el país y la disputa con Marruecos por el Sáhara Occidental. La tarea más inmediata es cerrar la crisis diplomática con Rabat que se prolonga desde hace tres meses cuando se conoció el ingreso hospitalario en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, pese que este no es el verdadero de esta crisis, sino el detonante.

El nuevo jefe de la diplomacia española aprovechó así su designación para elegir Marruecos como su primera visita a un país extranjero. Una práctica habitual de todos los funcionarios españoles y que supone un gesto que siempre ha sido muy bien recibido por El Majzén.

El ejecutivo de Sánchez considera que la visita de Albares a Marruecos es más que necesaria para poder retomar la interlocución con su homólogo marroquí, Nasser Bourita. En La Moncloa ya no está Redondo ni tampoco un secretario general de Asuntos Internacionales como era él en tiempos de Borrell. Para lo bueno y para lo malo, el asesor diplomático de Sánchez y el ministro de Exteriores son ahora la misma persona.

Cabe señalar que la embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, todavía no ha regresado a Madrid, y no se sabe si retomará su puesto pese a sus duras y polémicas declaraciones contra España en el inicio de la crisis migratoria y diplomática. Según fuentes diplomáticas, los dos países, nombrarán nuevos embajadores tras el viaje de Albares.

Origen: Calificado por Sánchez de “joven pero experimentado diplomático”, Albares elige a Marruecos en su primer viaje. Rabat todavía no ha aceptado.