CODESA condena y denuncia el ataque a un niño saharaui y la detención de un activista de DD.HH. con su padre en El Aaiún ocupado

CODESA condena y denuncia el ataque a un niño saharaui y la detención de un activista de DD.HH. con su padre en El Aaiún ocupado
 
CODESA 
 
El Aaiún ocupado (ECS). – Alrededor de las 20:00 (Hora local) de la noche del 3 de mayo de 2022, la policía de las fuerzas de ocupación marroquíes arrestó a los activistas de derechos humanos saharauis Hussein Mujahid (61 años) y su hija Jamila Mujahid (25 años), miembro de CODESA en la calle Chaouia, junto a la legendaria calle Askikma, en el barrio de Zemla en el Aaiún ocupado, después de que alzaran consignas pidiendo la independencia y la autodeterminación del pueblo saharaui.
 
Los dos detenidos permanecieron detenidos en la sede de la comisión de la policía de ocupación marroquí durante un período de aproximadamente 05 horas, sujetos a interrogatorio antes de ser liberados, ya que los agentes de la policía de ocupación marroquí confirmaron la presencia de Jamila Mujahid el 9 de mayo 2022 para comparecer ante el fiscal en el Tribunal de Primera Instancia en El-Aaiún Ocupado.
 
Según el testimonio de sus familiares, Jamila Mujahid fue atacada por miembros de la policía de la fuerza de ocupación marroquí, que rompieron los vidrios del automóvil particular en el que llevaba e hirieron al niño y al estudiante saharaui, Abi Ali Salem Tamek, de 7 años que le generó  pánico y miedo. Además de efectos psicológicas, quien estaba con ella, especialmente después de intentar arrestarlo también luego de ser forzado a subir  un carro policial de manera atroz , con insultos, y amenazas, ante su madre, la activista saharaui de derechos humanos, Jalifa Al-Rgueibi Bani que intervino para salvarlo, quien también fue objeto de violencia y palizas por parte de los mismos elementos de la policía de represión luego de que corearan consignas de política nacional condenando esta situación.
 
La madre del niño lo trasladó al hospital Al-Hassan Bin Al-Mahdi, donde se sometió a consultas médicos preliminares, y la administración del hospital antes se negó a entregarle ningún documento oficial sobre su estado de salud y su situación psicológica, y este niño aún sufre complicaciones, agresiones físicas y verbales.
 
En base a lo anterior, la Fiscalía del Tribunal de Primera Instancia de la fuerza de ocupación marroquí citó a comparecer el 09 de mayo de 2022 a Jamila Mujahid, acusándola de “insultar a funcionarios públicos”, lo cual es una acusación que carece de veracidad y siempre esta preparada ante tales casos con el objetivo de legitimar su juicio político, que en realidad ocurrió luego de que el Ministerio Fiscal de este tribunal decidiera perseguirla en una causa de libertad provisional para comparecer el 16 de mayo de 2022 tras obligar a su familia a pagar una multa de 3000 dirhams (unos 300 euros) a cambio de seguimiento de su caso.
 
La activista de derechos humanos, Jamila Mujahid, es miembro del comité del Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. Fue brutalmente golpeada y torturada por las fuerzas de ocupación marroquíes, junto con su padre, Hussein Mujahid, que es miembro de la misma organización.
 
En cuanto al niño y estudiante saharaui, Abi Ali Salem Tamek, hijo del defensor de los derechos humanos y exprisionero de conciencia saharaui, Ali Salem Tamek, miembro de la oficina Ejecutiva del Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental , también fue víctima de un ataque llevado a cabo por las fuerzas de ocupación marroquíes el 27 de noviembre de 2020, en la casa de su familia en El Aaiun ocupado, actualmente sufre de micción involuntaria y signos de pánico severo y perturbación psicológica.
 
Sobre esta base, y ante esta peligrosa situación, que está afectando la seguridad física y personal de los civiles saharauis en la parte ocupada del Sáhara Occidental, especialmente las mujeres y los niños que se supone deben ser protegidos de acuerdo con las normas humanitarias internacionales y el derecho humanitario internacional , el Comité de Mujeres, Infancia y Juventud Como comité funcional de el Colectivo de Defensores  Saharauis los Derechos Humanos  en el Sáhara Occidental CODESA, anuncia:
 
– Su condena de los dos delitos de agresión y arresto, cometidos contra los dos miembros de la organización “Jamila Mujahid” y “Hussein Mujahid” y el niño y estudiante “Abi Tamek” con un motivo vengativo y racista (chovinista), sin tener en cuenta ninguna consideración legal y moral en relación con los derechos del niño y sin tener en cuenta el deber de protección hacia el niño (artículo 27 de los Cuartos Convenios de Ginebra).
 
– Su denuncia del atroz ataque y el intento de arresto del niño y estudiante “Abi Tamek”, que constituye un crimen de lesa humanidad que afecta el derecho de la infancia , y revela de manera concreta los peligros que enfrentan las personas defensoras de derechos humanos y sus familiares bajo el asedio militar, policial y mediático impuesto a la parte ocupada del Sáhara Occidental.
 
– Su llamado a las Naciones Unidas y a las organizaciones internacionales de derechos humanos para que intervengan para proteger a los civiles saharauis y no persecución  a la defensora de los derechos humanos saharaui «Jamila Mujahid» por cargos ilegales que tienen como objetivo principal afectar negativamente su actividad legítima de derechos humanos y detener su apoyo a las víctimas de la guerra y crímenes de lesa humanidad que se cometen constantemente contra la población civil Los saharauis por su oposición a la ocupación marroquí y su reivindicación del derecho del pueblo saharaui a la independencia y la autodeterminación.
 Fuente: El Colectivo de defensores saharauis De los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental.
 

Origen: El ataque a un niño saharaui y la detención de un activista de DD.HH con su padre en El Aaiún ocupado