IZQUIERDA REPUBLICANA manifiesta su completo rechazo a la nueva postura del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, respecto al Sáhara Occidental

IZQUIERDA REPUBLICANA manifiesta su completo rechazo a la nueva postura del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, respecto al Sáhara Occidental

COMUNICADO en apoyo al pueblo saharaui

IZQUIERDA REPUBLICANA manifiesta su completo rechazo a la nueva postura del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, respecto al Sáhara Occidental.

Queremos dejar claro que negar el derecho del pueblo saharaui a la descolonización de su territorio supone situarse del lado de la brutal ocupación marroquí y su violación sistemática de los derechos humanos.

Consideramos que la decisión expresada por el presidente español de alinearse con la solución “autonomista” que propone el dictatorial régimen marroquí contraviene el derecho internacional y los sucesivos compromisos contraídos por España en la ONU para que el pueblo saharaui pueda alcanzar de una vez el derecho que tiene a su autodeterminación a través de la celebración de un referéndum justo y transparente.

IZQUIERDA REPUBLICANA quiere incidir, al mismo tiempo, que con esta irresponsable decisión, el presidente del Gobierno dinamita uno de los pocos consensos que ha mantenido la política exterior española, la de alentar un acuerdo para los territorios ocupados por Marruecos del Sahara Occidental hace 47 años dentro del marco de Naciones Unidas.

No tenemos ninguna duda, que esta declaración oficial de Pedro Sánchez a la posición imperialista defendida por Rabat es una cesión a las presiones ejercidas por potencias económicas repletas de intereses en la región como EEUU, Francia y Alemania. Lejos de generar tranquilidad, esta decisión aumenta la incertidumbre.

La opacidad que ha presidido este giro copernicano en la política exterior llena de dudas a la sociedad española y al pueblo saharaui ¿Qué contrapartidas ha prometido un reino como el alaui sobre el que pesan delitos gravísimos de guerra y del que nadie se puede fiar a la vista de los acontecimientos ocurridos en los últimos años? En nuestra memoria aún perdura la crisis humanitaria que provocaron hace unos meses en Ceuta o el drama del Tarajal.

Para mayor inquietud, Argelia, país con quien España mantiene un comercio bilateral de similar importancia al de América Latina y es esencial en el suministro de gas, ha decidido retirar a su embajador en Madrid en protesta por la decisión unilateral adoptada por Pedro Sánchez sobre el Sáhara.

Desde la óptica de los principios democráticos y la responsabilidad que España tiene contraída con las demandas legítimas de los saharauis, apoyar el reconocimiento autonomista postulado por Marruecos es una aberración que puede perpetuar el largo sufrimiento del pueblo saharaui. En todo caso, debiera ser consecuencia de un proceso de reconocimiento y libertad de los saharauis para decidir democráticamente su futuro, en alineamiento con las posiciones de la ONU.

He ahí donde radica nuestra gran preocupación y de la inmensa mayoría de los ciudadanos que conocen la naturaleza de este conflicto. Marruecos exhibe múltiples fallas en su arquitectura y funcionamiento democrático. Y dispensa un trato agresivo y violento hacia el pueblo saharaui desde que decidió ocupar militarmente su territorio hace casi medio siglo.

IZQUIERDA REPUBLICANA considera firmemente que el Sáhara Occidental merece soluciones que no se agoten en un mero pragmatismo neoliberal y seguritario que eternicen su situación y la de miles de personas migrantes que huyendo de guerras atroces en el continente africano son utilizadas por Marruecos como moneda de cambio para lograr una posición favorable a sus intereses en este eterno conflicto.

Sahara Libre!!