El representante saharaui en Europa considera que la ruptura entre Argelia y Marruecos puede contribuir a desestancar el conflicto saharaui

El representante saharaui en Europa considera que la ruptura entre Argelia y Marruecos puede contribuir a desestancar el conflicto saharaui
 

Ali Brahim Mohamed.

ECS. Bruselas. | El miembro de la Secretaría Nacional del Frente Polisario y representante a cargo de Europa y la Unión Europea, Oubbi Buchraya, afirmó que “la reciente decisión de Argelia de romper sus relaciones diplomáticas con Marruecos, contribuiría a mover el estancamiento en el Sáhara Occidental y acabar con la ilusión del Consejo de Seguridad de la ONU, las Naciones Unidas y las potencias mundiales, que se basa en seguir conduciendo el conflicto en lugar de encontrarle una solución sobre la base de las resoluciones de las Naciones Unidas para poner fin a la ocupación marroquí de partes del Sáhara Occidental.”

El embajador saharaui dijo en un comunicado a la prensa argelina que este último desarrollo registrado en la región debe llevar al Consejo de Seguridad y a la comunidad internacional a “adoptar un nuevo enfoque basado en resolver el conflicto de manera seria en lugar de seguir conduciéndolo sin un horizonte, cuyo alto coste lo pagan el pueblo saharaui y los pueblos de la región.”

También aclaró que la posición de Argelia sobre la cuestión saharaui, expresada recientemente por el canciller Ramtane Lamamra, reafirma la posición que todos conocen, en línea con la historia de Argelia, cuyo logro más destacado es la liberación y la autodeterminación. Por otro lado, el compromiso y la lealtad de Argelia a sus responsabilidades y posiciones de principios hacia todos los pueblos en lucha por la liberación en todas partes del mundo, especialmente los pueblos saharaui y palestino.

El diplomático saharaui representante en Europa destacó que la posición de Argelia ha sido coherente y constante desde el inicio del conflicto, apuntando que nunca la ha modificado a pesar de todos los acontecimientos y cambios por los que ha pasado el país norteafricano y la sucesión de presidentes y gobiernos. Este apoyo se basa en la necesidad de otorgar al pueblo saharaui la oportunidad de manifestar su derecho a través de un referéndum de autodeterminación.

A ello, añadió que “Argelia ha enfatizado más de una vez que rechaza la política de imponer un hecho consumado e intimidar a las partes extranjeras para desarrollar determinadas posiciones. En el mismo sentido y como país observador en el conflicto saharaui-marroquí, y con base en su estatus y responsabilidad, no acepta ni aceptará la violación de la legitimidad internacional y los derechos del pueblo saharaui a la independencia y la libertad.”

Sobre la decisión de Argelia, Buchraya dijo: “Nosotros como gobierno saharaui y el Frente Polisario valoramos esta posición. El mundo sabe muy bien que Argelia es un país que no transgrede sus principios, ni ayer ni hoy ni mañana bajo ninguna justificación.”

Concluyendo, el máximo representante saharaui en Europa, afirmó que la decisión soberana de Argelia de cortar las relaciones diplomáticas con Marruecos, aunque fuera un hecho relacionado con las relaciones bilaterales entre los dos países, sus razones son claras. La retirada de Marruecos de sus obligaciones internacionales en materia de referéndum de autodeterminación y su intento continuado de imponer un hecho consumado en el Sáhara Occidental, siendo ésta una de las razones de la ruptura, recordando que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países a mediados de la década de 1980 fue principalmente para proporcionar un ambiente adecuado para la articulación de la Unión del Magreb Árabe, que ha sido y sigue siendo el sueño de los pueblos de la región durante mucho tiempo por un lado, y por otro lado, permitir la erradicación del colonialismo del Sáhara Occidental sobre la base de un referéndum de autodeterminación.

Décadas después, la situación es evidente y la Unión del Magreb es inexistente por decisión marroquí. En cuanto al referéndum, éste fue obstruido y rechazado por Marruecos. Además, la intimidación de partes extranjeras pensando que esto les permitirá imponer un hecho consumado y lograr sus deseos en la región, es una posición peligrosa e irresponsable, que es categóricamente rechazada por la República Saharaui, así como Argelia y el resto de la región.

Origen: El representante saharaui en Europa considera que la ruptura entre Argelia y Marruecos puede contribuir a desestancar el conflicto saharaui.