Frente Polisario: El alma de una nación en lucha, por @MohamedZrug | Diario y Radio U Chile

Frente Polisario: El alma de una nación en lucha, por @MohamedZrug | Diario y Radio U Chile

A la memoria de sus mártires, presos y desaparecidos.
En homenaje a sus mujeres. A sus fieles militantes.
Y en eterno reconocimiento a sus líderes:
Luali Mustafa, Mohamed Abdelaziz y Brahim Gali.

Mohamed Zrug Yumani*

Evocar el saldo de 48 años de vida del Frente Polisario (10 de mayo de 1973), no es tarea fácil. Porque aun siendo pocos en la vida de un pueblo, no es menos cierto que al ser precisamente de un movimiento de liberación, el salto cualitativo y de inflexión, que ha representado el POLISARIO en la historia del pueblo saharaui, no tiene precedentes.

En especial, si partimos de las complejas circunstancias consecuentes de un siglo de sometimiento colonial, blando, pero sometimiento al fin y al cabo, que marcaron su creación; agravadas por el miope prisma de la guerra fría, que apenas hacía esfuerzos a la hora de clasificar al mundo, entre aliados y enemigos. Como nunca fuimos ni lo suficientemente “occidentales” para los paladares de los unos, ni lo exóticamente “orientales” a los ojos de los otros, no podían predecir –voluntad de los saharauis aparte- que lo que emergía, como abrumadora fuerza política sencillamente nacionalista, iba a ostentar por cerca de cinco décadas, la adhesión casi unánime del pueblo saharaui.

Como buena parte de mi generación, nacida al albor del Frente Polisario, habíamos sido expulsados de nuestras casas, antes de que nuestro pueblo se diera cuenta de la magnitud de la traición en ciernes. España, acababa de entregar en Zarzuela nuestras cabezas como ofrenda a dos regímenes expansionistas, a cambio del reconocimiento internacional al suyo. Se iniciaba, la epigrafía de lo que esperaban, fuera nuestro epitafio.

El éxodo, las cárceles secretas; los bombardeos indiscriminados de civiles; los vuelos de la muerte y las fosas comunes, emergieron como supurantes cicatrices, que surcaban el cuerpo de un pueblo noble, pero traumatizado, que entonces como ahora, se resistía a asimilar que semejante barbarie en su contra estaba en marcha, ni menos, que fuera bendecida por Madrid. Durante casi cinco décadas, aguardamos en vano un sincero mea culpa; un por qué, de la España democrática.

Esa es mi historia. La del Frente Polisario, ligada a la de mi pueblo, quien debió recoger y sanar sus mutilados supervivientes, desde la única y estrecha frontera, de la cual no nos habían marcado como diana. Y nos volvimos a levantar.

(…)

Leer artículo completo en: Frente Polisario: El alma de una nación en lucha « Diario y Radio U Chile