«La decisión de la UA allana el camino para que la ONU asuma su responsabilidad en el Sáhara Occidental», Mohamed Sidati

«La decisión de la UA allana el camino para que la ONU asuma su responsabilidad en el Sáhara Occidental», Mohamed Sidati
 
 
APS – ECS 
 
París (ECS). El representante del Frente Polisario en FranciaMohamed Sidati, dijo este lunes que la última decisión del Consejo de Paz y Seguridad (PSC) de la Unión Africana (UA) sobre el Sáhara Occidental «allana el camino» para que la ONU asuma su responsabilidad para la solución de este conflicto de larga data.
 
«Al reflejar, en su última declaración, que el conflicto del Sáhara Occidental es una cuestión de descolonización y que el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación es un derecho inalienable, el Consejo de Paz y Seguridad (PSC) ha desbaratado todos los planes marroquíes destinados a enterrar la cuestión saharaui«, opinó Sidati en declaraciones a la agencia de noticias APS.
 
«Esta posición [PSC] cimienta las bases para una nueva etapa en la lucha del pueblo saharaui por la construcción de su Estado independiente sobre todo su territorio nacional», recalcó.
 
Sidati explicó, en este sentido, que la cuestión saharaui, gracias a la última decisión de la UA, entró en «una nueva dinámica» en todos los niveles de su lucha, tanto la lucha armada, la política y la jurídica, que probablemente «allana el camino» ante la ONU para que asuma su responsabilidad «en la solución de este prolongado conflicto».
 
Para el diplomático saharaui, la UA ofreció a la ONU «una base» para cumplir plenamente su misión (UA/ONU) de completar la descolonización de la última colonia en África.
 
En el mismo contexto, Sidati señaló que la decisión de la UA «confiere más legitimidad a la lucha del pueblo saharaui y consolida su convicción en cuanto a la victoria sobre el régimen marroquí, a pesar de todas las maniobras del Majzén. El mandatario saharaui ha denunciado también la posición hostil de Francia respecto a la descolonización del Sáhara Occidental.
 
Advirtiendo sobre «el peligro de los planes expansionistas del régimen marroquí en la región», Sidati afirmó que «la lucha del pueblo saharaui parte de ideales comunes a los pueblos africanos, en este caso la emancipación, el rechazo a la lógica anexión por la fuerza y control sobre los territorios de otros».
 
Para el representante del Frente Polisario en Francia, «la pelota ahora está ahora en el campo de la ONU, y está llamado a aprovechar la oportunidad para abordar seriamente el archivo saharaui, y obligue a Marruecos a cesar sus maniobras y cumplir con las resoluciones pertinentes de la ONU».
 
Señalando que la ONU «debe tomar en consideración la nueva situación en el Sáhara Occidental y la guerra en curso a lo largo del muro de la vergüenza, después de la flagrante violación, el pasado 13 de noviembre del alto el fuego en la zona de amortiguamiento de El Guerguerat», Sidati pidió a la organización de la ONU que «asuma con firmeza y voluntad su responsabilidad en el Sáhara Occidental por la paz y la estabilidad en la región».
 
Cabe recordar que el Consejo Africano de Paz y Seguridad expresó su preocupación por el enfrentamiento militar entre el Reino de Marruecos y la RASD y la ruptura del acuerdo de alto el fuego, especialmente el Acuerdo Militar No. 1, que se reflejó en la estabilidad regional y continental.

 

 
En la resolución, que dedica su período extraordinario de sesiones a los acontecimientos en el Sáhara Occidental, el Consejo expresó también su preocupación por el continuo estancamiento del proceso político supervisado por las Naciones Unidas con el objetivo de alcanzar una solución política que garantice la libre autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental.
 
En este sentido, el Consejo Africano de Paz y Seguridad destacó la urgente necesidad de revitalizar los esfuerzos para facilitar una solución final al conflicto, de conformidad con las disposiciones pertinentes del Acta Constitutiva de la Unión Africana, en particular el artículo 4 (E) sobre el uso de la paz en la solución de controversias entre Estados miembros, y el artículo 4 (F) relativo a la prohibición del uso de la fuerza o la amenaza de su uso entre los Estados miembros de la Unión, en una referencia implícita a la agresión marroquí contra civiles saharauis en la región de El Guerguerat.
 
A la luz de los acontecimientos que se han descrito como peligrosos para la seguridad y la estabilidad regionales y continentales, el Consejo subrayó la necesidad de activar el mecanismo de la Troika y reactivar su participación con Marruecos y la RASD con el objetivo de encontrar una solución duradera de forma pacífica.
 
La resolución también destacó que el Consejo de Paz y Seguridad sigue cumpliendo su mandato con respecto al conflicto del Sáhara Occidental, de conformidad con las disposiciones pertinentes del Protocolo y las resoluciones pertinentes de la Asamblea, examinando la situación en el Sáhara Occidental según sea necesario: a nivel de Jefes de Estado o recibiendo informes del mecanismo de la Troika.
 
Además, el Consejo pidió al Reino de Marruecos y a la RASD que cesen inmediatamente las hostilidades y entablen un diálogo, y creen un entorno propicio para conversaciones directas y francas, sin condiciones previas y en consonancia con el artículo 4 del Acta Constitutiva de la República Democrática del Congo. Unión Africana y las disposiciones conexas del Protocolo del Consejo de Paz y Seguridad. En la misma línea también pidió a la Comisión de la Unión Africana que adopte urgentemente las medidas necesarias para reabrir la oficina de la Unión Africana en El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, a fin de permitir que la Unión Africana revitalice su papel en la búsqueda de una solución política a este prolongado conflicto.
 
Para estar informado de la situación sobre el terreno, el Consejo pidió una visita de campo a la región lo antes posible para obtener información de primera mano sobre la situación.
 
A nivel de las Naciones Unidas, el Consejo responsabilizó al organismo de la ONU de hallar una solución duradera a la crisis, e instó al Secretario General de las Naciones Unidas a acelerar el nombramiento de un nuevo enviado personal e invitarlo a trabajar en estrecha colaboración con la Unión Africana de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y el marco de la Unión Africana y las Naciones Unidas para fortalecer la asociación en la paz y la seguridad continentales.
 
El Secretario General de las Naciones Unidas también pidió una solicitud al asesor jurídico de las Naciones Unidas para que proporcionara una opinión jurídica sobre la apertura de consulados en el Territorio no autónomo del Sáhara Occidental.
 
A fin de activar el papel de la Unión Africana en el conflicto, el Consejo alentó al Enviado Especial de la Unión Africana al Sáhara Occidental a reanudar su compromiso con las partes en conflicto, para apoyar los esfuerzos dirigidos por las Naciones Unidas para encontrar una solución duradera en el Sáhara Occidental. Su ayuda se ha estimado necesaria para tal fin.
 
La resolución del Consejo Africano de Paz y Seguridad ha sido comunicada a los dos Estados en conflicto, el Reino de Marruecos y la RASD, para que tomen sus medidas inmediatas, y también al Secretario General de las Naciones Unidas y al Coordinador de la Organización Africana. Asimismo, miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como documento de trabajo oficial del Consejo de Seguridad de la ONU. Además, Kenia, Níger y Túnez pidieron que se facilitara la coordinación entre el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en este conflicto.
 

Origen: «La decisión de la UA allana el camino para que la ONU asuma su responsabilidad en el Sáhara Occidental», Mohamed Sidati.