La UE niega desvío de la ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis

La UE niega desvío de la ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis

Bruselas, 12 Julio de 2020. –(ECSAHARAUI)
Por Lehbib Abdelhay/ECS

El embajador de Argelia en Bruselas, Amar Belani, denunció este sábado una «campaña de desinformación» llevada a cabo por los medios de comunicación marroquíes sobre un supuesto «desvío de las ayudas humanitarias europeas destinadas a los refugiados saharauis» señalalando que estas acusaciones, infundadas, «han sido claramente rechazadas por los altos funcionarios de la UE a cargo del asunto, informa APS.

«La prensa local marroquí y sus transmisores de medios satelitales están llevando a cabo una campaña de desinformación en las últimas semanas con el objetivo de hacer que la opinión pública crea que la ayuda humanitaria que la UE proporciona a los refugiados saharauis está siendo desviada por el Frente Polisario y Argelia», lamenta el embajador de Argelia en Bruselas en declaraciones a la agencia de noticias APS.

«A estas acusaciones infundadas, reiteradas repetidamente desde 2015 por diplomáticos de este país y sus relevos a nivel del Parlamento Europeo (eurodiputados de extrema derecha, en particular), y que no pueden quedar sin respuesta», dijo.

Según las declaraciones del Comisionado Europeo para la gestión de Crisis en la Comisión, Janez Lenarčič, quien señaló por escrito, el 2 de julio de 2020, en respuesta al eurodiputado Dominque Bilde que «para desviar la ayuda humanitaria, quiero asegurarles que tenemos fuertes garantías sobre el terreno, y no hubo ninguna apropiación indebida».

«Les puedo asegurar que nuestras garantías son lo suficientemente sólidas como para evitar cualquier desviación de la ayuda de la UE», recalc el comisionado europeo para la gestión de crisis en la Comisión.

Por su parte, la ex comisionada europea responsable del presupuesto, Kristalina Georgieva, había subrayado, durante un debate ante la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo, celebrada el 24 de marzo de 2015, que «las acusaciones de apropiación indebida de la ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf son injustas, en particular a raíz de las medidas firmes adoptadas por la Comisión Europea en la zona».

Por su parte, el Comisario europeo responsable de la ayuda humanitaria y la gestión de crisis en ese momento, Christos Stylianides, había indicado, en su respuesta de fecha 27 de abril de 2016, a una pregunta escrita que le había enviado el eurodiputado Hugues Bayet (Rassemblement national «ex Front national), que» no le corresponde a la UE realizar un censo de refugiados añadiendo que» esta cuestión debe ser examinada en el marco del proceso liderado por las Naciones Unidas».

«La implementación de este componente relacionado con el censo solo tiene sentido en el contexto de la convocatoria efectiva de un referéndum de opción múltiple sin restricciones administrativas y / o militares, para permitir que el pueblo del Sahara Occidental ejercer su derecho a la libre determinación y elegir libremente su destino de conformidad con el derecho internacional», dijo.

Refiriéndose a la gestión y entrega de ayuda humanitaria, el Comisionado Stylianides negó rotundamente estas acusaciones de malversación de fondos, subrayando que «la ayuda humanitaria de la Comisión no es proporcionada ni controlada por ninguna autoridad política».

Además, en su discurso ante la Comisión de Control Presupuestario en el Parlamento Europeo, el 14 de julio de 2015, el ex Director General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (DG ECHO), Claus Sorensen, desmanteló los argumentos » confusos» del presidente de la Comisión de Control Presupuestario, Ingebourg Grassle, que habían convocado la sesión especialmente para volver a poner en la alfombra el informe de la OLAF, luego de una «auditoría interna que demostró la» ligereza y discordancia de las historias y testimonios relacionados en este archivo».

La DG ECHO, en respuesta, presentó el sistema para controlar el flujo de ayuda europea, un sistema descrito como extremadamente «riguroso» y «completo». Sobre la base de argumentos «sólidos», la DG ECHO dijo a la audiencia que «la operación ha estado ocurriendo desde 2003 con la preparación de 36 informes de auditoría, 8 de los cuales se llevaron a cabo en los campamentos saharauis».

En esta ocasión, abogó por mantener la ayuda humanitaria a los refugiados saharauis, y enfatizó firmemente que «después de una investigación exhaustiva, los nombres sugeridos sobre la base de los rumores en el informe de la OLAF (Polisario y Media Luna Roja Argelina) ), no tienen relación con la ayuda humanitaria proporcionada por la UE».

Origen: La UE niega desvío de la ayuda humanitaria destinada a los campamentos de refugiados saharauis