La UE reconoce que no puede evitar la participación de la RASD en los encuentros entre la UE y la Unión Africana

La UE reconoce que no puede evitar la participación de la RASD en los encuentros entre la UE y la Unión Africana
 
Por Lehbib Abdelhay 
 
Bruselas (ECS). – En una respuesta parlamentaria en representación de la Comisión Europea, el alto representante de la Política Exterior y Seguridad de la UE, Josep Borrell reconoció que Bruselas no puede evitar la participación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en las cumbres de asociación y encuentros entre la Unión Europea y la Unión Africana. La misma respuesta (E-002180/2022) enfatiza que «la posición de la UE con respecto a la cuestión del Sáhara Occidental es bien conocida y no ha cambiado».
 
«La UE apoya firmemente los esfuerzos realizados por el Secretario General de las Naciones Unidas y su Enviado Personal Staffan de Mistura para continuar el Proceso Político con el objetivo de alcanzar una solución política justa, realista, pragmática, duradera y mutuamente aceptable para la cuestión del Sáhara Occidental sobre la base de un compromiso y de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en particular la Resolución 2602 de 29 de octubre de 2021», subrayó Borrell en su respuesta.
 
Borrell añade además que la UE mantiene contactos «regulares» con el Enviado Personal del Secretario General, Staffan de Mistura, y está dispuesta a contribuir en sus esfuerzos para relanzar el Proceso de las negociaciones con el Frente POLISARIO.
 
En relación a la participación de la RASD en los encuentros entre la UE y la Unión Africana, Borrell manifestó que Bruselas no puede evitar la participación de la República Saharaui en estas cumbres de asociación entre África y Europa. «De acuerdo con la práctica acordada, la Cumbre UE-Unión Africana (UA) fue coorganizada, siendo cada organización responsable de invitar a sus propios miembros. Así, fue la UA y no la UE la que decidió invitar a sus miembros, incluida la «República Árabe Saharaui Democrática (RASD), y la UE no podía interferir en esta decisión», reza la nota de Borrell distribuida entre los eurodiputados.
 
Sin embargo, añade Borrell, «esto no afecta la posición de la UE de no reconocer la RASD, que permanece sin cambios. Ninguno de los Estados miembros reconoce a la RASD y la asistencia a la Cumbre no cambia la posición de la UE ni la de sus Estados miembros».
 
Marruecos solicitó en febrero pasado a Bruselas que no invitara al presidente de la República Saharaui, Brahim Ghali, a la cumbre entre la UE y la Unión Africana. El cónclave, que se celebra durante dos días en Bruselas, reunió a los 27 líderes europeos y a medio centenar de dirigentes africanos, entre ellos el líder saharaui, para abordar desafíos comunes.
 
La misiva del régimen alauí enviada a las instituciones europeas, consta de dos páginas y estaba fechada el 14 de febrero. En el encabezado se puede leer «urgente». Solo tres días antes de comenzar la sexta cumbre UE-África, que trató entre otras cosas inversiones conjuntas y desafíos globales como el cambio climático y la migración. No obstante, las demandas del régimen marroquí no han sido tomadas en consideración. La RASD asistió a la cumbre como invitada.
 

Origen: La UE reconoce que no puede evitar la participación de la RASD en los encuentros entre la UE y la Unión Africana