Los desafíos que tendrá que enfrentar De Mistura en el Sáhara Occidental

Los desafíos que tendrá que enfrentar De Mistura en el Sáhara Occidental
 

 

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Nueva York (ECS).- En una entrevista con el diario argelino Al Shaab, el representante del Frente Polisario ante Naciones Unidas y coordinador saharaui con la MINURSO, Dr. Sidi Mohamed Omar, explica los grandes desafíos que enfrenta el nuevo enviado de la ONU, Staffan de Mistura.

Omar habló sobre la reunión que tuvo con el nuevo enviado de la ONU. También se refirió al ataque terrorista marroquí contra civiles argelinos.

Sidi Mohamed Omar adelantó que el encuentro, que mantuvo con el Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas, Staffan de Mistura, el pasado viernes, se enmarca en la coordinación con las dos partes en conflicto, el Frente Popular por la Liberación de Saguia el-Hamra y Río de Oro “Polisario” y la ocupación marroquí.

La reunión fue una oportunidad para informar al nuevo emisario de la ONU sobre la posición de las autoridades de la RASD respecto a las perspectivas del Proceso de Paz liderado por la ONU en el Sáhara Occidental, especialmente a la luz de los acontecimientos recientes.

Tres desafíos.

Como es bien sabido, de Mistura asumió sus funciones como enviado personal del Secretario General de las Naciones Unidas a principios de este mes, -según Mohamed Omar- existen grandes desafíos a los que se enfrenta el nuevo enviado de la ONU, el más importante de los cuales es la guerra en curso en el Sáhara Occidental.

Entre los retos más importantes, el diplomático saharaui menciona la postura de inacción que el Consejo de Seguridad lleva mucho tiempo adoptando respecto al conflicto del Sáhara Occidental en general y las circunstancias recientes en particular, una postura negativa que se refleja claramente en el contenido de la reciente Resolución del Consejo de Seguridad No. 2602 adoptada el 28 de octubre”.

A pesar de la gravedad de la situación sobre el terreno, Mohamed Omar dijo que la resolución del Consejo de Seguridad antes mencionada «no dictó ninguna medida práctica para garantizar la implementación de las tareas de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum de Autodeterminación (MINURSO)».

El funcionario saharaui enumera la persistencia de la potencia ocupante en su intransigencia y negación de sus obligaciones internacionales, y su falta de voluntad política real para participar seriamente en el proceso de paz bajo los auspicios de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental, un tercer desafío que aguarda a De Mistura. «La prueba de la intransigencia del régimen marroquí es lo que pronunció el Rey de Marruecos, el pasado sábado, lo que llamamos la Marcha Negra, que, como todo el mundo sabe, es la marcha por la que el ocupante invadió el territorio del Sáhara Occidental en 1975.». detalla Omar, y añade «Marruecos sigue llevando a cabo una política de huida hacia adelante, y su insistencia en la política de imponer por la fuerza la realidad colonial en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

El diplomático saharaui avisó: «De Mistura tendrá que lidiar con estos tres elementos relacionados con los acontecimientos sobre el terreno y la postura de «espectador pasivo» del Consejo de Seguridad hacia la política de imponer un hecho consumado por la fuerza por parte del régimen marroquí».

«El enviado de la ONU debe proporcionar una ambiente serio y constructivo para hacer avanzar el proceso de paz y lograr su único objetivo, que es permitir que el pueblo saharaui ejerza su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia», recalca.

El representante saharaui en la ONU explicó que lo que se requiere del nuevo enviado del Secretario General de Naciones Unidas es reactivar el Proceso de Paz auspiciado por Naciones Unidas y no ceder al chantaje marroquí. Señaló que el Frente Polisario afirmó que el único acuerdo que es aceptable para ambas partes es el Plan de Arreglo conjunto de las Naciones Unidas y la organización de la Unión Africana.

Es un plan aprobado por unanimidad por el Consejo de Seguridad en sus resoluciones 658/1990 y 690/1991, según las cuales el Consejo de Seguridad estableció la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum de Autodeterminación MINURSO.

Ante todos estos acontecimientos, y la firmeza del pueblo saharaui para ejercer de su derecho inalienable a la autodeterminación e independencia, sin restricciones militares ni civiles, Omar destaca que De Mistura, en un primer paso, debe poner en marcha los mecanismos necesarios para el pleno cumplimiento del mandato para el que se estableció la misión MINURSO.

Por otro lado, el diplomático saharaui vincula los ataques contra civiles saharauis y argelinos, evidencia de la tendencia hostil del régimen marroquí, “y por supuesto no habrá paz, mientras Marruecos continúe demostrando mala fe. Marruecos continúa su política de imponer un hecho consumado en los territorios saharauis, lo que aumenta la tensión bélica en la región”.

Con respecto al ataque llevado a cabo por las fuerzas de ocupación marroquíes, el 1 de noviembre, contra ciudadanos argelinos, Omar calificó este ataque como «un acto terrorista cobarde que condenamos enérgicamente».

La continuación de la escalada militar y la persistencia del régimen marroquí en su política actual, es «una evidencia de cobardía y traición, y esto no es extraño para el Estado ocupante, que, desde octubre de 1975 ha estado oprimiendo brutalmente al pueblo saharaui, y utilizando bombas de fósforo y napalm prohibidas en los acuerdos internacionales sobre el uso de armas de destrucción masiva».

El reciente ataque terrorista, que se cobró la vida de 3 civiles argelinos, pone de manifiesto claramente, agrega Omar, que el régimen marroquí no busca la paz en la región, sino que insiste en su agresión contra el pueblo saharaui y sus vecinos.

Origen: Los desafíos que tendrá que enfrentar De Mistura en el Sáhara Occidental.