Marruecos bloquea el nombramiento de Staffan De Mistura como enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental

Marruecos bloquea el nombramiento de Staffan De Mistura como enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental

 

 
Agencias | ECS 
 
Nueva York (ECS). – Mientras el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, espera que Staffan de Mistura sea nombrado oficialmente como el nuevo enviado especial de NN.UU para Sáhara Occidental, Rabat está negociando con España y otros países el reconocimiento de su soberanía sobre el territorio.
 
A medida que el problema del Sáhara Occidental tensa las relaciones entre España y Marruecos, las Naciones Unidas continúan trabajando para «lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental». Así, en octubre pasado, el Consejo de Seguridad prorrogó el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) por un año.
 
Mientras tanto, Naciones Unidas lleva mucho tiempo buscando un nuevo enviado especial para la región. Y la elección del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, es ahora Staffan de Mistura. El diplomático italo-sueco ya fue enviado especial de Naciones Unidas a Siria. De Mistura está esperando su designación oficial para mediar entre el Frente Polisario y Marruecos para una solución en el Sáhara Occidental, después de que el ex presidente alemán, Horst Köhler, renunciara el cargo por motivos de salud en mayo de 2019.
 
Como en Libia después de la partida de Ghassan Salame, su puesto había estado vacante durante al menos diez meses, la ONU tardó mucho en encontrar un sucesor de Horst Köhler. Hay que decir que el tema está candente: la ONU insta a Marruecos y al Frente Polisario a acordar la búsqueda de una solución pacífica.
 
Si bien el nombramiento de Staffan de Mistura como enviado especial para la región ya obtuvo el visto bueno del Frente Polisario el pasado 20 de mayo, Rabat no tiene prisa. Pero, como indica Africa Intelligence, Mohamed VI quiere seguir con la política de intransigencia en el territorio que ocupa desde 1975. El digital francés afirma que Marruecos aceptará finalmente la elección de Guterres, pero que el monarca está jugando contra el reloj buscando un «avance en su política de ocupación», o lo que Rabat llama «victorias diplomáticas» antes que se ve obligada a entrar en negociaciones con la parte saharaui.
 
Rabat ya ha dado un impulso, meramente simbólico. Antes de que el ex presidente de EE.UU, Donald Trump, reconociera su soberanía sobre el territorio que ocupa militarmente, Marruecos había ganado la renuncia de Horst Köhler y se había invadido el puesto fronterizo, en manos del Polisario, de El Guerguerat. Sin olvidar los consuldos «ficticios» de países africanos y latinoamericanos en El Aaiùn y Dajla, las dos ciudades más importantes del Sáhara Occidental.
 
Entonces, ¿a qué espera Mohamed VI para aceptar el nombramiento de Staffan de Mistura? 
 
Marruecos puede acceder a la solicitud de la ONU después de negociar con Madrid el reconocimiento de su soberanía sobre el Sáhara. Desde la hospitalización del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España, el reino ha ejercido presión sobre el gobierno de Pedro Sánchez. Rabat ha aflojado, en las últimas semanas, los controles en su frontera con el enclave español de Ceuta, y ha enviado a más de 9.000 personas, todos ellos marroquíes, con el objetivo de doblegar a Madrid.
 
Por tanto, a principios de junio, lógicamente Marruecos no habrá obtenido el reconocimiento de su soberanía sobre el Sáhara Occidental por parte de España o otro país. Pero el reino sigue jugando un poco contra el reloj, esperando un cambio de rumbo desde Madrid o Bruselas, será entonces el momento en que Mohamed VI acepte el nombramiento del nuevo enviado especial de la ONU. 
 

Origen: Marruecos bloquea el nombramiento de Staffan De Mistura como enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental.