Marruecos, España, Francia y la Comisión Europea están a la espera de la sentencia del TJUE

Marruecos, España, Francia y la Comisión Europea están a la espera de la sentencia del TJUE

 

 
Marruecos, España, Francia y la Comisión Europea están a la espera de la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) pronuncie dos sentencias que pueden poner en aprietos la relación entre Marruecos y la Unión Europea.
 
Por Sidi Maatala /ECS
 
Bruselas (ECS). – Este miércoles, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronunciará con dos sentencias relativas a los nuevos acuerdos UE-Reino de Marruecos, UE incluyen ilegalmente el territorio del Sáhara Occidental, en desafío a las resoluciones de la ONU y al derecho internacional.
 
Ya en diciembre de 2016, el TJUE emitió una sentencia de crucial importancia sobre el acuerdo de asociación económica entre las dos partes cómplices, considerando que este acuerdo no puede aplicarse al territorio ocupado del Sáhara Occidental ya que el territorio saharaui tiene ‘un estatus separado y distinto del del Reino de Marruecos.
 
Ignorando la sentencia de su propio tribunal, la UE y Rabat han buscado constantemente atajar, inventando mil subterfugios para continuar el saqueo de los recursos naturales del pueblo saharaui. Bajo la influencia de Francia y España, la Comisión Europea ha concluido así otros dos acuerdos, uno agrícola y otro pesquero, por los que se explotan cínicamente los territorios saharauis ocupados ilegalmente por el régimen marroquí y la Unión Europea. Los artífices de este acuerdo buscaron ahogar a los peces anunciando supuestas consultas con el ocupante marroquí y los colonos que estableció en el territorio.
 
Concluidos en flagrante violación del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, estos dos acuerdos aprobados por el Consejo de la UE han sido objeto de dos recursos por parte del Frente Polisario que alega, con razón, del consentimiento único e ineludible del pueblo saharaui. El 2 y 3 de marzo, el TJUE ha examinado los entresijos de esta nueva deriva y, por lo tanto, su doble sentencia se anunciará el 29 del mes en curso, tanto en lo que respecta al acuerdo agrícola como al acuerdo de pesca.
 
Como los jueces de esta noble institución no pueden cometer un grave error, teniendo en cuenta su veredicto anterior, y como ya han demostrado su alta moralidad en relación a golpes torcidos y maniobras sórdidas, es probable, si no cierto, que la sentencia dicta claramente la ilegalidad de estos acuerdos por incluir el Sáhara Occidental.
 
En un momento en el que se nombrará un nuevo enviado especial de las Naciones Unidas al Sáhara Occidental, en los próximos días se analizarán las dos sentencias del TJUE y sin duda reflejarán las bases jurídicas en las que se basa la política de la Unión Europea frente al contencioso.
 
Por otra parte, según un extenso artículo publicado recientemente en El Confidencial por el periodista y especialista en el Magreb, Ignacio Cembrero, sobre la evolución de la crisis diplomática entre Rabat y Madrid, la reconciliación actual entre España y Marruecos podría descarrilar si el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) pronuncia, el próximo 29 de este mes, dos sentencias desfavorables a Marruecos.
 
El bufete francés Devers (abogados del Frente Polisario) ha recurrido los acuerdos de asociación y de pesca firmados en 2019 entre la Unión Europea y Marruecos por incluir al Sáhara Occidental sin que su población haya sido consultada.
 
«Un veredicto contrario a sus intereses podría suscitar una reacción airada de las autoridades marroquíes que consistirá, como en anteriores ocasiones, en expulsar a la flota pesquera europea, principalmente la española, de las aguas bajo su control o en facilitar la migración irregular hacia España como ya hizo recientemente en Mayo. Un ejemplo que ilustra la reacción marroquí: En agosto de 2014 después de que la Guardia Civil interceptase por error, en aguas de Ceuta, la lancha en la que navegaba Mohamed VI», afirmó el periodista.
 

Origen: Marruecos, España, Francia y la Comisión Europea están a la espera de la sentencia del TJUE.