Presidente saharaui pide renegociar el acuerdo de 1991 con Marruecos porque «la situación ha cambiado»

Presidente saharaui pide renegociar el acuerdo de 1991 con Marruecos porque «la situación ha cambiado»

 

EFE

Madrid (ECS).- El líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, pidió hoy una renegociación del acuerdo de alto el fuego firmado bajo los auspicios de la ONU en 1991 porque, en su opinión, debe adaptarse “a las nuevas circunstancias”.

En una intervención en los campamentos de refugiados levantados en la región argelina de Tindouf, Ghali advirtió, no obstante, que el referéndum de autodeterminación aceptado entonces continúa siendo una línea roja para el pueblo saharaui.

“Hay que a recordar que la designación del nuevo enviado especial de la ONU (Steffan de Mistura) no es un fin en sí mismo. El objetivo es la descolonización del Sáhara Occidental”, señaló.

“Y cumplir los compromisos firmados entre las dos partes a través de la celebración del referéndum de autodeterminación. Su éxito dependerá de su capacidad para hacer cumplir los objetivos. Lamentablemente, tras 30 años de presencia de la ONU en el Sáhara Occidental, el fracaso ha sido el destino de todos los enviados”, subrayó.

Al hilo de este argumento, el presidente de la RASD, reconocida por decenas de países, recordó que los saharauis fueron los primeros en aceptar la candidatura del diplomático italo-sueco e insistió en que debe ser consciente de que “es Marruecos quien hace una política de obstrucción.”

UN NUEVO ESCENARIO

“Pero al mismo tiempo, el Consejo de Seguridad ha sido incapaz de imponer el respeto a la legalidad internacional. Di Mistura llega en un momento especial, marcado por la ruptura del alto el fuego y la reanudación de la guerra”, declaró.

“Es un nuevo escenario que requiere un nuevo tratamiento por parte del Consejo de Seguridad para reparar los errores de estos 30 años. El Consejo de Seguridad debe ser consciente del peligro que corre la región. Pensar en el escenario anterior será un grave error de cálculo”, advirtió.

La situación en la antigua colonia española del Sahara Occidental es de extrema tensión desde que hace casi un año tropas marroquíes penetraran en la zona desmilitarizada de Guerguerat, que separa Mauritania de los territorios ocupados en 1975 por Marruecos, para desmantelar una sentada de civiles saharauis que protestaban contra el uso comercial que ambos países hacen de esta zona en conflicto.

Un día después, el Polisario consideró que la acción militar marroquí suponía una ruptura del alto el fuego firmado en 1991 y emprendió operaciones de hostigamiento a lo largo del muro levantado por Rabat en el desierto, el más largo del mundo.

UN NUEVO PLAN

Ghali reiteró que el trabajo de De Mistura debe adecuarse a un plan que tenga como único fin organizar la consulta a través de “una hoja de ruta clara, con fechas precisas para su ejecución y garantías que permitan al Consejo de Seguridad a obligar a las partes a cumplir con el proceso”.

“Lamentablemente , la obstrucción de marroquí ha hecho que solo se hable del alto el fuego y que la MINURSO se haya convertido en un mero observador de la tregua. El alto fuego se ha convertido en un instrumento que utiliza Marruecos para imponer la política de hechos consumados”, señaló.

“La guerra no es una opción o objetivo del pueblo saharaui, que nunca ha agredido a ningún pueblo vecino. La asumimos como partes a la defensa legítima y en el marco de la legalidad internacional», señaló.

CRÍTICAS A ESPAÑA Y FRANCIA

Ghali se refirió, asimismo, a la reciente sentencia del Tribunal General de la Unión Europea, que falló a favor del Frente Polisario al declarar ilegales los acuerdos entre Marruecos y la UE relativos a la explotación comercial de recursos de pesca, mineros y agrícolas en las zonas ocupadas.

“La sentencia del TJUE es un victoria histórica que hemos logrado armados con la legalidad y la justicia para hacer frente a Francia, España y otros países de la UE. La presión política y los lobbies no han impedido la decisión”, afirmó.

«El fallo refuerza que son territorios distintos y separados. Pedimos a la UE que se abstenga de cualquier acción para satisfacer a Marruecos. Francia y España será responsables ante cualquier acción de la UE”, afirmó en alusión a los posibles recursos.

Origen: Presidente saharaui pide renegociar el acuerdo de 1991 con Marruecos porque «la situación ha cambiado».