Presos políticos Gdeim Izik: la excusa de la soberanía para justificar la tortura | POR UN SAHARA LIBRE .org

PUSL.- Un año después de la confirmación de sus sentencias, los presos políticos saharauis siguen siendo torturados en las cárceles marroquíes, a la espera de una nueva decisión del Tribunal Supremo marroquí.

Esperar por esta decisión da esperanza a los prisioneros, a las familias y a su apoyo. De hecho, en 2016, la agenda política marroquí llevó a la anulación del juicio del Tribunal Militar considerado injusto e ilegal por varias ONG e instituciones. En realidad, esta anulación permitió que el Reino de Marruecos argumentar que los prisioneros no habían agotado los recursos internos y, por ello, impidió la aplicación de decisiones de la ONU, como la del Comité contra la Tortura y la opinión del Grupo de Trabajo contra la Detención Arbitraria. De la misma forma, la separación de poderes permite al Reino no liberar a esos presos inocentes en ausencia de una decisión judicial a tal efecto.

Sólo un lector bien informado sabe que el Tribunal Supremo marroquí sólo puede decidir en cuestiones de derecho; no puede volver atrás en los hechos. Además, en 2016, remitió el caso al Tribunal de Recursos de Rabat, sin concluir que los prisioneros fueran inmediatamente liberados, aunque constató que no había pruebas de su culpa más allá de las confesiones escritas por la policía y la Gendarmería Real. Esto significa que, ocho años después de los primeros actos de tortura a los que se sometieron los prisioneros, ninguna investigación se abrió, aunque eso llevase a la conclusión de que las confesiones eran inválidas y así llevar a la liberación de prisioneros.

Hoy, nadie sabe cuándo el Tribunal Supremo marroquí tomará una decisión. Lo que, sin embargo, es cierto es que ninguna investigación de los hechos de tortura será exigida por …
(…)

Leer artículo completo en: Presos políticos Gdeim Izik: la excusa de la soberanía para justificar la tortura | POR UN SAHARA LIBRE .org