Comparecencia en el Congreso: Sánchez vincula el cambio de postura sobre el Sáhara al futuro de Ceuta y Melilla

Comparecencia en el Congreso: Sánchez vincula el cambio de postura sobre el Sáhara al futuro de Ceuta y Melilla
Agencias 
 
Madrid (ECS). – El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, compareció por segunda vez este miércoles en el Congreso de los diputados, y adelantó que la idea de que su Ejecutivo ha alcanzado un acuerdo con Marruecos, que ha supuesto cambiar la postura de España sobre el Sáhara Occidental y respaldar el plan de autonomía marroquí para el territorio saharaui, era para garantizar la seguridad los dos enclaves del norte de África de Ceuta y Melilla.
 
Un argumento que no es la primera vez que utiliza Sánchez, tanto en el comunicado conjunto firmado entre el presidente y Mohamed VI aparece la mención al respecto a la «integridad territorial», pero que Sánchez exhibió en su comparecencia como una de las motivaciones para reconducir las relaciones con el reino alauí y abandonar la neutralidad histórica sobre la excolonia española, según informa El Periódico.
 
Sánchez viajó el pasado 7 de abril a Rabat para reunirse con Mohamed VI y rubricar la apertura de una nueva etapa de relaciones con Marruecos que garantiza la vigencia de todos los acuerdos entre los dos países, incluidos «los que fijan las fronteras entre España y Marruecos».
 
En su comparecencia, Sánchez apuntó explícitamente que el Ejecutivo «no acepta que se hable de Ceuta y Melilla como ciudades ocupadas» porque son «territorio español y europeo». Asegura que se ha establecido con Rabat un «compromiso de respeto mutuo para evitar en los discursos y práctica política todo aquello que ofende» a la otra parte, en alusión a que Marruecos considera el Sáhara Occidental como territorio marroquí.
 
Según Sánchez, la declaración conjunta construye un «sistema de garantías sobre la integridad nacional de España» porque la «soberanía de Ceuta y Melilla está fuera de toda duda». No obstante, añadió, la «buena vecindad debe implicar un modelo de normalidad beneficioso para todos». Sin embargo, Sánchez se contradice y reconoce que «Ceuta y Melilla no pueden vivir con la presión de la excepcionalidad permanente. Eso significa normalizar paso de mercancías y personas».

Origen: Comparecencia en el Congreso: Sánchez vincula el cambio de postura sobre el Sáhara al futuro de Ceuta y Melilla