La normalización de lazos entre Marruecos e Israel, una bofetada para la Unión Africana

La normalización de lazos entre Marruecos e Israel, una bofetada para la Unión Africana

 

Addis Abeba, 12 Diciembre de 2020. – (ECSAHARAUI)

OPINIÓN: Por Dr. Mustafa B Mheta-MEE/ECS

Marruecos recibió un ultimátum para retirarse del territorio y permitir que el país avanzara hacia la autodeterminación, exigencia que el gobierno de Rabat rechazó.

Marruecos ahora ha acordado normalizar las relaciones en un acuerdo con la mediación de los Estados Unidos. A cambio, el presidente saliente de los Estados Unidos, Donald Trump, reconoce la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental. El conflicto de décadas que enfrenta a Marruecos con el Frente Polisario, un movimiento de liberación que busca un estado independiente en el territorio, aparentemente fue ignorado por Trump.

La Unión Africana debe comprender que este tipo de acuerdos socava la soberanía y la unidad de África. También expone a la organización como una entidad desdentada.

¿Qué van a decirle a la gente de África los lamederos imperiales al mando de la UA?.

Hemos insistido que antes de admitir a Marruecos en el bloque de la UA, debe retirarse del Sáhara Occidental. Nuestras palabras de advertencia cayeron en oídos sordos. Incluso hemos pedido la expulsión de Marruecos de la organización, pero en vano.

¿Cómo van a vender esto a la gente del Sáhara Occidental? ¿Qué pasa con todas las promesas incumplidas a esas personas oprimidas? ¿Quién los defenderá si su propia UA los ha abandonado? De hecho, hay más preguntas que respuestas derivadas del acuerdo de normalización de Marruecos con Israel.

La principal víctima de todos los acuerdos de normalización árabes serán también los palestinos. Han sido críticos con el anuncio de Trump, argumentando que los países árabes han hecho retroceder la causa de la paz al abandonar una antigua demanda de que Israel ponga fin a su ocupación para permitir que un Estado palestino independiente antes de recibir tal reconocimiento.

Los estados de la normalización han dado un giro de 180 grados respecto a la Iniciativa Árabe de Paz de 2002, que estipula que solo puede ocurrir después de que Israel termine su ocupación de tierras palestinas, árabes y africanas.

África no debería repetir la locura de los países árabes ilegítimos. Los líderes árabes son traidores y enemigos en sí mismos. No se aman el uno al otro; y se odian a sí mismos. Hago un llamamiento a África para que se disocie de ellos. El liderazgo en todo el mundo árabe requiere un cambio completo. Los regímenes actuales están dirigidos por quienes son un peligro para ellos mismos y para su pueblo. Por eso a Israel le resulta fácil manipularlos y dominarlos.

El actual liderazgo de la UA ungido por el imperialismo francés debería dimitir o ser destituido de inmediato y sustituido por un equipo africano más competente y orgulloso. Quizás es hora de reformar la propia Unión Africana. Nuestro cuerpo continental no está debidamente constituido; si lo fuera, estos servidores del imperialismo no estarían en tales posiciones. Moussa Faki Mahamat y su equipo son un insulto para los africanos y nos hacen parecer tontos a los ojos del mundo. Están influenciados por los pesados ​​sobres que vinieron de la Francia colonial, que torcieron sus brazos para permitir que el Marruecos imperial fuera readmitido en el redil de la UA.

Al no expulsar a Marruecos del cuerpo continental, la Unión Africana se volvió obsoleta y reveló que es un apéndice del Imperio Americano. Permite que los EE.UU. imperialistas decidan por África cuando se supone que somos personas independientes y libres. El proyecto de normalización de Marruecos viola los derechos del pueblo africano del Sáhara Occidental a determinar su destino.

El proyecto de África para silenciar las armas para 2020 es ahora una quimera. A la luz de este desarrollo, es obvio que el Frente Polisario no tiene otra opción que continuar la lucha armada. El acercamiento de Marruecos a Israel no traerá paz en esa parte de África, sino más guerra, iniciada por Rabat, Tel Aviv y Washington.

El presidente de la Unión Africana, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, debería intervenir con un voto de censura y recomendar la destitución de Mahamat y su cohorte. Además, Marruecos debería ser expulsado de la UA con efecto inmediato. Finalmente, todos los países africanos deben romper relaciones diplomáticas con Marruecos e Israel y desafiar las maquinaciones del Imperio Americano en el continente. A luta continua: la lucha continúa.

Vía: MEE

Origen: La normalización de lazos entre Marruecos e Israel, una bofetada para la Unión Africana.