MoroccoGate | Investigan trama de sobornos orquestada por Marruecos en el Parlamento Europeo en relación al Sáhara Occidental

MoroccoGate | Investigan trama de sobornos orquestada por Marruecos en el Parlamento Europeo en relación al Sáhara Occidental
 
 
ECSAHARAUI 
 
Madrid (ECS).- Marruecos también implicado en escándalo de sobornos en el Parlamento Europeo. La investigación en curso sobre corrupción dentro del Parlamento Europeo podría ampliarse. Y no solo por la cantidad de personas involucradas, sino también por la cantidad de entidades y países que pueden haber tenido un papel en el soborno.
 
Según filtraron los órganos de investigación de Bruselas, además de Qatar, de hecho esta también Marruecos detrás de los sobornos que investiga la fiscalía belga. Rabat está interesada siempre en mantener una relación especial con los eurodiputados sobre todo por el tema relacionado con los acuerdos comerciales entre UE y Marruecos que incluyen el Sáhara Occidental.
 
Los vínculos entre Panzeri y Rabat
 
La posible implicación de Marruecos surgió sobre todo de las informaciones que llegaban desde la capital belga. No hay muchos detalles por el momento, excepto los relativos a los vínculos entre algunos de los principales sospechosos y algunas figuras políticas en Rabat. Partiendo de los vínculos entre Antonio Panzeri, ex eurodiputado del Partido Demócrata, y Abderrahim Atmoun, político marroquí que luego se convirtió en embajador de su país en Polonia.
 
Los vínculos surgieron sobre todo en las interceptaciones entre el propio Panzeri y su esposa Maria Colleoni, bajo arresto domiciliario junto a su hija. De acuerdo con los investigadores belgas, dos familiares de Panzeri ayudaron al exeurodiputado socialdemócrata a transportar «regalos» que les entregaba en un país de Europa del este el embajador de Rabat en ese Estado (Polonia).
 
En las últimas horas pues, el diario belga Le Soir se refirió entonces a un allanamiento que tuvo lugar el pasado sábado en las oficinas del eurodiputado socialista belga Marc Tarabella. No se sabe por el momento si el político está o no entre los sospechosos. Sin embargo, los medios de comunicación locales han subrayado que Tarabella está considerado entre los más cercanos a Rabat. Por lo tanto, es posible que los investigadores estén tratando de indagar más.
 
Acuerdos comerciales y el Sáhara Occidental, los asuntos pendientes con Marruecos
 
Se dice que la intervención de Panzeri para influir en las decisiones a favor de Marruecos está ligada sobre todo a la votación en la que, en 2019, el Parlamento Europeo aprobó un acuerdo de pesca con Rabat que incluye también explícitamente al territorio ocupado del Sáhara Occidental. Es decir, la región ocupada por Marruecos, con la soberanía del Reino reconocida por Trump a partir de 2020, pero cuyo estatus oficial por Naciones Unidas es el de “territorio no autónomo pendiente a la descolonización”. Panzeri se encuentra entre los eurodiputados que votaron a favor de ese acuerdo, aunque ciertamente no fue el único dado que el visto bueno provino de otros 414 eurodiputados.
 
El impacto real de la posición del exdiputado en la votación está, por tanto, por comprobar. El episodio, sin embargo, nos permite retrotraernos a cuáles son los intereses de Marruecos en las relaciones con la Unión Europea. Si Qatar, el otro país sospechoso, ha tenido interés en acercarse a algunos eurodiputados de Estrasburgo por motivos relacionados con su imagen, lo que ciertamente no es positivo de cara al Mundial de fútbol que se está disputando, Rabat en cambio tiene dos intereses concretos: los acuerdos comerciales y el estatuto del Sáhara Occidental.
 
Marruecos es un socio estratégico para la Unión Europea y ha sido elogiado por la diplomacia occidental, considerado uno de los más estables de la región. Recientemente, el excanciller italiano Franco Frattini, en una visita a Rabat como presidente del Consejo de Estado, habló de Marruecos como “el país más estable de Oriente Medio”. Esto demuestra los sólidos lazos entre las dos orillas del Mediterráneo.
 
A partir de estos lazos, el Reino de Marruecos tiene todo el interés en maximizar sus beneficios políticos. Llegando sobre todo a importantes acuerdos comerciales con el mercado único más grande del mundo. Y, desde un punto de vista puramente político, intentar que el Sáhara Occidental sea reconocido como una región bajo su propia soberanía. El acuerdo votado por el Parlamento Europeo en 2019 entraría en el ámbito de los objetivos económicos de Rabat. Sin embargo, en septiembre de 2021 los acuerdos comerciales entre la UE y Marruecos fueron rechazados por el Tribunal Europeo. La motivación está ligada precisamente a la inclusión del Sáhara Occidental en esos pactos. En otras palabras, para los magistrados europeos no es posible exportar mercancías a una región cuyo estatus, a nivel de Naciones Unidas, es aún sin determinar. De esta forma, el TUE anuló estos acuerdos dando razón al representante del pueblo saharaui, el Frente Polisario.
 
Esto hace que Marruecos comprenda la importancia de intervenir en el segundo punto, que concierne precisamente a la región que ocupa. El Reino considera al Sáhara Occidental a todos los efectos como parte integrante de su territorio. Naciones Unidas reconoce el estatus de la región como “territorio no autónomo pendiente de la descolonización».
 
Marruecos ha pedido reiteradamente a Europa que adopte la misma línea que Trump. Aunque no han obtenido resultados precisos en este sentido, algunos países europeos como España y Alemania sin embargo, han ensalzado sus decisiones expresando públicamente su opinión a favor de la propuesta marroquí sobre autonomía. Sin embargo, está claro cómo el gobierno del reino del norte de África apunta a un cambio radical de ritmo en el lado europeo. De ahí el trabajo de cabildeo que resultó, según los magistrados belgas, en actos reales de corrupción.
 
La investigación podría ampliarse . Sin embargo, la sospecha, si la fiscalía belga se mantuviera firme, es que la investigación podría involucrar pronto a otros representantes de las instituciones europeas. Porque si por un lado el Parlamento Europeo es el único órgano electo entre las instituciones comunitarias, por otro también es quizás el menos influyente en los temas más candentes. Doha y Rabat, para lograr sus objetivos, también pueden haber recurrido a figuras más destacadas que las de los sospechosos.
 

Origen: MoroccoGate | Investigan trama de sobornos orquestada por Marruecos en el Parlamento Europeo en relación al Sáhara Occidental